*

Prueba a fondo del Ford Focus RS 201654

Prueba a fondo del Ford Focus RS 2016

11 octubre, 2016 por

Me dejó un sensacional sabor de boca en la toma de contacto que tuve cuando se presentó de manera oficial. Hoy toca examinar todos los detalles de este coche. Con ofertas que permiten hacerse con uno por apenas 37.000 euros, no hay nada en el mercado que se le parezca.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 8

Notable

Comportamiento 9

Sobresaliente

Interior 6

Bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 6

Bueno

Destacable

  • Prestaciones
  • Precio
  • Capacidad de tracción

Mejorable

  • Posición del cambio
  • Radio de giro elevado
  • Peso

Después de haberme dejado la miel en los labios durante su presentación oficial, por fin he podido examinar con detenimiento en esta prueba a fondo del Ford Focus RS 2016 a uno de los compactos más atípicos del momento.

Pocos coches han dado tanto de qué hablar desde la presentación del Ford Focus RS. Estamos ante un deportivo tan radical que ha suscitado debates en torno a si se debe comercializar o no un coche con un modo de conducción denominado “Drift” con un potente motor turbo de 350 CV y con un precio que lo hace asequible a bastantes conductores. Muchos se preguntan por qué Ford ha lanzado un coche así. Soy gallego y mi respuesta para ellos sería ¿y por qué no?.

De acuerdo, es ilegal hacer drifting en la vía pública, pero que algún macarra lo haga no es culpa del Focus RS. Ahora mismo lo tengo aparcado en el garaje y es tan angelical como el Beetle blanco de mi vecina. Es más, el tipo de persona que lo haría con el RS también lo haría con un Mercedes Clase E o un Jaguar XJ, pero nadie cuestiona que se deban vender berlinas de tracción trasera.

Por desgracia, en España no tenemos una cultura del automóvil como la que hay en otros países europeos, y no me refiero al recurrido tema de las autopistas sin límites de velocidad alemanas (que tampoco son como la mayoría piensa). En países como el Reino Unido- o nuestros vecinos portugueses- son muy frecuentes los “track days” de fin de semana. Los aficionados se reúnen para acceder a los numerosos circuitos (y aeródromos) que hay y dan rienda suelta a toda la adrenalina y testosterona que los españoles parecemos almacenar en garrafas en cada semáforo.

Ford ha creado un coche para cubrir las necesidades de un sector muy concreto, que apenas existe en España, pero que en otros países goza de bastante aceptación. Como prueba están los números, con un éxito de ventas sin precedentes de este modelo en Reino Unido o Alemania.

El Ford Focus RS no engaña a nadie. Es un deportivo eficaz, con unas prestaciones excelentes, bien equipado y con un precio rompedor. Para encontrar un coche en el mercado que pueda seguir su ritmo, hay que irse a modelos como el Audi RS3 o el Honda Civic Type R. El primero tiene una potencia similar y tracción total, pero cuesta un 60% más que el Focus, por lo que he decidido que sea el Subaru WRX STi– con un precio también superior, pero más cercano- su rival en lugar del compacto alemán. El segundo es algo más económico, pero tiene menos potencia y tracción sólo al eje delantero. Es súper eficaz, no cabe duda, pero desperdicia muchos de sus caballos al no poder transmitirlos al suelo. Como prueba, el Ford Focus RS le saca nada menos que un segundo en la aceleración de 0 a 100 km/h, una maniobra en la que la potencia y la tracción son fundamentales.

El tercer rival que propongo puede que parezca ridículo, es el Toyota GT86/Subaru BRZ. Sí, tiene 150 CV menos y sus cifras no se acercan ni de lejos a las del RS. Tampoco es capaz de seguir su ritmo en una zona virada ni en un circuito, pero, si hablamos de disfrute al volante y de conducción pura, el japonés puede llegar a resultar tan excitante o incluso más que el Ford, por eso lo planteo como alternativa.

El Focus RS basa su efectividad en un sistema de tracción total que es una genialidad y que es capaz de hacer un trabajo que el 99% de los conductores no sabe hacer: dosificar la potencia. Bueno, más que dosificar, el RS la distribuye, porque no se corta. En lugar de limitarnos cuando aceleramos a fondo, el sistema de tracción del Focus reparte los caballos a la rueda que tenga más adherencia y, además, que nos ayude a dirigir el coche hacia donde apuntemos con el volante. Estos dos trabajos en el Toyota GT86 los debe hacer el conductor a base de repartir pesos, ir fino con el volante y tener la sensibilidad de un gato en el pedal del acelerador. Para facilitarle el trabajo al conductor, el Toyota no recurre a tecnologías de cienciaficción. Se limita a ofrecerte un chasis ligero, bien equilibrado y que transmite toda la información que un conductor experto necesita para tomar decisiones y aplicarlas.

Pero, bueno, centrémonos en el Ford Focus RS. Sencillamente, es una máquina genial. Si buscas un deportivo de verdad, es tu coche, pero no esperes un refinamiento propio de un modelo de cuarenta mil euros, aquí pagas por otra cosa y Ford cumple ofreciéndote eso, un deportivo excelente.

Prueba a fondo del Ford Focus RS 201654
El Focus RS resulta espectacular desde cualquier ángulo.

Aunque hay gustos de todos los colores y seguro que para algunos este Azul Nitro es demasiado cantoso, personalmente creo que es el color ideal para este coche. Es llamativo pero sin resultar tan estridente como el verde lima de la generación anterior de RS, y su acabado metalizado hace que varíe de tonalidad igual que cambia la luz del día.

Para mi gusto la parte más sugerente es el frontal, con una boca enorme que me recuerda desde muchos ángulos al Ford Mustang. La rejilla frontal que protege los radiadores es muy fina, para permitir un mayor caudal de aire de refrigeración, hasta el extremo de haber sido necesario tapar parte del intercooler para mantener el aire de admisión en el rango más adecuado de temperatura. El faldón va casi pegado al asfalto, de forma que reduce las fuerzas ascensionales en el eje delantero a alta velocidad y ayuda a crear algo de efecto suelo junto con el difusor trasero. Ojo con él al aparcar en batería y en las rampas de los garajes.

También los faros antiniebla se han colocado muy esquinados en el faldón delantero para permitir un hueco de ventilación para los discos de freno. Esta posición también contribuye a que sean unos buenos “cuneteros” en zonas viradas por la noche, aunque los faros direccionales ya son una herramienta excelente para iluminar la carretera.

En la parte trasera, lo más impresionante son las dos salidas del escape deportivo con válvulas electroneumáticas para variar su sonoridad y que “petardee” cuando levantamos gas tras haber ido a fondo y al bajar marchas. El tamaño de las mismas y la forma del difusor aerodinámico han obligado a reubicar la luz de niebla trasera, que pasa de las esquinas al centro del parachoques.

El spoiler sobre el portón y el logo RS rematan la zaga de esta bestia. Aunque también cumple una función estética, toda esta parafernalia tiene una importante misión: mantener atado al suelo el eje trasero del RS a alta velocidad, no debemos olvidar que este Focus roza los 270 km/h de velocidad punta.

En la vista lateral, los ojos se nos van a las llantas de 19 pulgadas (opcionalmente pintadas en negro mate o brillante) con neumáticos Michelin en medida 235/35-19 y con las pinzas Brembo de 4 pistones pintadas en azul tras los radios. La menor altura libre al suelo respecto a cualquier Focus, el faldón delantero y el alerón trasero rematan una estampa que deja claro que es un coche especial.

Está claro que, si te gusta la discreción, éste no es tu coche, pero hay que reconocer que han hecho un buen trabajo combinando necesidades técnicas y estéticas en él.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...