*

Prueba del VW Passat Alltrack TDi 190 CV DSG56

Prueba del VW Passat Alltrack TDi 190 CV DSG

13 Diciembre, 2016 por

El VW Passat Alltrack une lo bueno de dos mundos, el de los modelos familiares y el de los SUV, pero sin los inconvenientes en cuanto a seguridad activa de los segundos. En carretera resulta un compañero de viaje ideal por su confort, espacio y seguridad. Lástima que algunos detalles bajen la puntuación.

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 8

Notable

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 6

Bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Versatilidad
  • Imagen de marca
  • Confort de viaje

Mejorable

  • Grillos en el salpicadero
  • Opciones caras
  • Llantas difíciles de limpiar

La familia Alltrack de Volkswagen sigue los pasos de modelos como el Subaru Outback, las sagas Allroad de Audi y similares, uniendo lo mejor de un coche tipo station wagon con las ventajas de un SUV y tratando de evitar los inconvenientes de estos últimos.

Tomando como punto de partida un VW Passat Variant, se le han instalado unas suspensiones con mayores recorridos para elevar su altura libre al suelo (3 centímetros), tracción total con un programa para conducción fuera de carretera y unas molduras de plástico negro y detalles de personalización para hacer que su exterior se asemeje al de un todocamino. Con todo esto ya tenemos un Volkswagen Passat Alltrack que puede equipar varias motorizaciones, aunque para esta prueba hemos elegido la más razonable, con el motor diésel de 190 CV y el cambio DSG de 6 velocidades, a medio camino entre el básico de 150 CV y el tope de la gama de 240 CV.

El balance tras la prueba es muy positivo y deja claro que se trata de un coche muy utilizable, cómodo, práctico y fácil de conducir para cualquiera. Sin embargo, los consumos se alejan bastante de los declarados en la ficha técnica y algunos ajustes del interior se podrían mejorar en un coche que, en el caso de la unidad de pruebas, roza la cifra de los 50.000 euros.

¿Merece la pena el Alltrack frente al Variant 4Motion?

La respuesta a esta pregunta es complicada. La diferencia de precio es de apenas 200 euros entre el Passat Variant en acabado Sport con el mismo motor diésel, tracción total y cambio DSG de 6 marchas (44.510 euros frente a 44.760 euros del Alltrack). Si no vas a usar el coche por malas carreteras o no vas a salir nunca del asfalto, te puedes ahorrar esta diferencia de precio y tener un fantástico coche polivalente. En cambio, si circulas por zonas de montaña donde pueda nevar o te gusta hacer escapadas por el campo, sí encontrarás ventajas en el Alltrack.

El apartado estético es ya algo más subjetivo y que depende más de los ojos que del coche, pero, en general, el Alltrack tiene un aspecto más desenfadado y juvenil que el Variant, algo que para muchos puede ser una importante ventaja.

La mayor altura libre, las llantas y las molduras de plástico negro diferencian al Alltrack del Variant.56
La mayor altura libre, las llantas y las molduras de plástico negro diferencian al Alltrack del Variant.

Tomando como punto de partida la carrocería del VW Passat Variant, en Volkswagen le han dado un aire diferenciado al Alltrack de manera sencilla pero efectiva. En el frontal y en la trasera apenas hay diferencias, salvo en la parte baja de los paragolpes, que imitan unos falsos cubre cárter y le dan un aspecto más robusto al coche.

En el lateral, los cambios se centran en las molduras negras que cubren los pasos de rueda y las taloneras, que tienen la misma función que los faldones delantero y trasero. También las llantas tienen un diseño específico. Son llamativas, pero sus radios tan juntos hacen que resulten difíciles de limpiar bien.

Los emblemas Alltrack sobre los pasos de rueda, portón y parrilla delantera terminan de definir la estética de este familiar aficionado al aire libre.

El resultado es bueno y el aspecto del Passat Alltrack transmite la sensación de estar frente a un coche robusto. Los acabados son buenos, con una pintura de calidad y buenos ajustes entre las puertas, paneles y capós.

Las puertas tienen un buen tamaño, especialmente las traseras, y dejan un cómodo acceso al interior, igual que el portón trasero, con un umbral de carga muy bajo que hace más cómodo subir y bajar bultos del generoso maletero del Passat.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com