*

Prueba del Toyota Rav4 híbrido de tracción total 201646

Prueba del Toyota Rav4 híbrido de tracción total 2016

21 agosto, 2016, modificada el 8 septiembre, 2016 por

Tras haber probado la versión con tracción al eje delantero, hoy le toca el turno a su hermano de cuatro ruedas motrices. Aunque desaparecen los problemas de motricidad al acelerar con brusquedad, está lejos de ser un verdadero 4×4, verás por qué.

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

Diseño 6

Bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 6

Bueno

Destacable

  • Imagen de marca
  • Facilidad de conducción
  • Amplitud interior

Mejorable

  • Cualidades todo terreno mejorables
  • Consumos en carretera
  • Interior sobrio

Toyota ha sabido diferenciarse del resto. Primero lo hizo imponiendo una calidad en sus modelos que ha logrado convencer a medio planeta y, desde hace casi una década, apostando de manera firme por la tecnología híbrida. El Toyota Prius puso las pilas a la marca, y el Toyota RAV4 fue todo un precursor de una nueva categoría, así que era cuestión de tiempo un “cruce de razas” y que naciese el SUV híbrido de la marca nipona con la llegada del Toyota Rav4 híbrido.

Si hace pocas semanas el protagonista en la prueba era su hermano de 2 ruedas motrices, hoy le toca el turno al Toyota Rav4 2.5 Hybrid 4WD. ¿Merece la pena pagar  los 3.000 euros de diferencia que hay para conseguir la tracción total?. Tras haber convivido una semana con cada uno de ellos, creo que sólo muy pocos usuarios sacarán verdadero partido de disponer de dos ruedas motrices adicionales.

Lo que no recomiendo es ninguna de estas versiones híbridas para aquellos que quieran un modelo con ciertas capacidades 4×4 para hacer excursiones camperas. Si de verdad te gusta “perderte” por alguna ruta fuera del asfalto, el Toyota Rav4 diésel es una alternativa mucho más eficaz, tanto por consumos como por su capacidad de salir adelante en zonas complicadas.

Si me preguntas qué es lo que más me ha gustado de este coche, tengo claro que su amplitud y su confort interior. Este Rav4 es uno de los modelos más cómodos para viajar de su categoría. Lo que menos me ha convencido es, precisamente, su tracción total, que aporta muy pocas ventajas frente al modelo de dos ruedas motrices y añade 3.000 euros a la factura. Tal vez la mayor ventaja sea su capacidad para poder arrastrar remolques con el doble de masa que su hermano de tracción delantera.

Prueba del Toyota Rav4 híbrido de tracción total 201646
Las llantas en color grafito sientan bien con el blanco.

Poco que añadir en este apartado respecto a la unidad probada hace unas semanas, aquella sólo con tracción delantera. Con idéntico color exterior, no hay nada que nos indique que estemos ante uno u otro modelo. Ni siquiera hay una inscripción que haga referencia a su sistema de tracción total (4WD, 4×4, AWD…). Sólo si nos tiramos al suelo, veremos que llegan unos cables naranjas al eje trasero y que en éste hay un diferencial con un motor eléctrico.

Sus dimensiones son proporcionadas y están bien aprovechadas. Gracias a ello, el Rav4 cuenta con un interior muy amplio y al que es muy cómodo acceder a través de sus grandes puertas, que, además, abren un buen ángulo.

El color blanco perla de la unidad de pruebas contrasta con las molduras en negro de los pasos de rueda y los faldones y le da un aspecto robusto y elegante a la vez. Tras el lavado de cara recibido hace algunos meses, el Toyota Rav4 ha ganado en atractivo, con unos nuevos faros delanteros y grupos ópticos traseros que proporcionan más visibilidad.

En el frontal se ha dado más protagonismo a las tres elipses que componen el logo de Toyota, con el característico contorno azul que diferencia a las versiones híbridas de las de mecánicas convencionales.

Las llantas en color grafito calzadas con neumáticos 235/55-18 rematan este acabado Executive y le dan un aspecto más cuidado a esta versión.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...