*

Prueba del Toyota Prius 201662

Prueba del Toyota Prius 2016

20 junio, 2016, modificada el 14 octubre, 2016 por

Tras la toma de contacto de hace unos meses, ahora llega el momento de examinar a fondo al nuevo Toyota Prius, una evolución que llega a sorprender más por lo que hay bajo su piel que incluso por su aspecto exterior.

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

Diseño 8

Notable

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 6

Bueno

Equipamiento 6

Bueno

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Consumos
  • Facilidad de uso
  • Imagen con personalidad

Mejorable

  • Imagen desdoblada del parabrisas
  • Color de la consola central
  • Ubicación de algunas teclas

Tras la toma de contacto con el Toyota Prius 2016, ya nos quedó claro que el nuevo híbrido japonés había dado un giro radical en su cuarta generación. No es que haya habido algún Prius convencional en cada una de sus épocas, pero el de esta era se lleva la palma nada más verlo.

Reconozco que, cuando me lo encontré por primera vez en el Salón de Frankfurt 2015, me dejó un poco perplejo. Sin embargo, tras haberlo podido disfrutar durante una semana y visto entre el resto de coches- que cada vez tienen menos personalidad- acaba teniendo su encanto.

Aunque el tema de gustos y diseños es algo personal, lo que no es discutible es que en esta prueba del Toyota Prius 2016 me ha quedado claro que la marca japonesa ha dado un paso adelante mucho más allá de lo que es un cambio de generación, en realidad ha vuelto a reinventar el híbrido. Si es un acierto o no, el tiempo lo dirá. Desde luego, el Prius tiene el honor de haber sido el primer híbrido con un volumen de ventas aceptable, el primer coche con esta tecnología que ha convencido a sus clientes.

No es un invento nuevo en absoluto el combinar un motor de combustión, uno eléctrico y unas baterías en un coche, el Lohner-Porsche Semper Vivus del año 1900 es una prueba evidente, pero, hasta la llegada del Prius, nunca alcanzaron el éxito de ventas que ha logrado este modelo.

No sólo eso, el Prius ha sido el germen de toda una saga de modelos con esta tecnología que se ha terminado por convertir en la principal seña de identidad de la marca japonesa, que lleva por bandera su sistema híbrido HSD (Hybrid Sinergy Drive).

Ahora que ya han convencido, llega el momento de sorprender, y lo hacen con un diseño muy peculiar y con un enorme salto adelante en cuanto a calidad percibida, ajustes y, sobre todo, aislamiento acústico, uno de los puntos débiles de los híbridos de Toyota.

Te puede gustar o no su nuevo aspecto, pero sin duda es el mejor Prius de todos los tiempos.

Vídeo prueba del Toyota Prius 2016

Prueba Toyota Prius 2016, Rubén Fidalgo, Vigo62
El Toyota Prius ha cambiado por completo.

No hay muchos coches en el mercado que resulten tan chocantes estéticamente como el protagonista de esta prueba. Cierto que ninguna de las generaciones del Toyota Prius ha sido una más entre el resto de siluetas en medio de un atasco, pero con el Toyota Prius presentado en el Salón de Frankfurt 2015 el cambio es todavía más radical.

No hay ninguna perspectiva desde la que este coche no sorprenda. El frontal está repleto de superficies complejas, con unos faros de trazos rectilíneos y ángulos agudos, formas triangulares superpuestas y una “nariz” muy afilada que permite reducir la superficie frontal para mejorar la penetración aerodinámica del nuevo Prius.

En el lateral se aprecia la caída del techo y cómo éste se prolonga hasta la zaga, que se corta abruptamente siguiendo los cánones del ingeniero Wunibald Kamm, quien descubrió que este tipo de diseño reducía los vórtices aerodinámicos que se producían en la parte trasera del coche a alta velocidad.

La parte trasera también es rotunda, con unos grupos ópticos que, especialmente por la noche (puedes verlo en la galería de fotos) no se parecen a nada de lo que hay actualmente en el mercado.

A lo que siguen sin renunciar es a la luneta trasera partida, algo que no favorece la visibilidad hacia atrás (ver foto) y hace un poco inútil el contar con un limpialuneta, ya que va tan tendida que apenas veremos a través de ella, más bien lo haremos a través del cristal que hay bajo el pequeño spoiler que divide ambos cristales.

La caída del techo reduce mucho la altura de la puerta trasera, pero el acceso a estas plazas no se ve muy penalizado, ni tampoco su cota interior, gracias a unas oquedades practicadas en el tapizado interior para que no rocen las cabezas.

Todo este alarde hecho con escuadra y cartabón ha configurado una carrocería con un CX de 0,24 (claramente mejor que el 0,27 de la generación anterior) y con menor superficie frontal.

Las llantas de aleación tienen un diseño ligero y aerodinámico, calzadas con neumáticos 205/45-17, algo grandes para las prestaciones del coche.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...