*

Prueba del Toyota Aygo 1.0 VVT i-Live 201241

Prueba del Toyota Aygo 1.0 VVT i-Live 2012

7 marzo, 2014, modificada el 30 abril, 2014 por

El Toyota Aygo está a punto de ceder el relevo a su sucesor, con un diseño mucho más moderno y mejores soluciones prácticas. Gracias a su ahorradora mecánica 1.0 y su pequeña carrocería, el Aygo de la prueba de hoy mantiene el tipo frente a rivales mucho más modernos.

Nuestra valoración: 6,5 Bastante bueno

6

7

7

6

6

7

Destacable

  • Facilidad para aparcar.
  • Aspecto juvenil.
  • Consumos.

Mejorable

  • Calidad de los plásticos.
  • Postura de conducción.
  • Acabados.

Lo cierto es que es algo injusto someter a prueba a un modelo que está a punto de ceder el relevo como es el caso del Toyota Aygo. Como producto no es malo, pero acusa el paso de los años y, sobre todo, sus rivales más modernos lo superan en casi todos los apartados, especialmente en lo que a calidad percibida y amplitud interior se refiere.

Gracias a su escaso peso y a una mecánica bastante eficiente, este modelo desarrollado por Toyota en colaboración con el grupo PSA (Peugeot y Citroën) tiene unos consumos que pese a su veteranía no están nada mal. Este hecho, unido a una imagen que ha aguantado bien el paso de los años y sus buenas aptitudes para su uso en ciudad hacen que siga siendo un producto interesante, máxime si podemos aprovecharnos de una buena oferta ahora que está a punto de ceder el testigo a su sucesor, el nuevo Toyota Aygo 2014.

Prueba Toyota Aygo 1.0 VVT i-Live, Vigo, Rubén Fidalgo41
El Aygo tiene un enfoque eminentemente práctico.

El Toyota Aygo recibió una puesta al día en 2012 en la que se aprovechó para incorporar las luces de marcha diurna, un recurso que empieza a resultar cansino por parte de los fabricantes, que simplemente se limitan a cambiar su forma y ubicación en cada restyling.

Pese a que la imagen del Aygo 2012 apenas difiere de la generación anterior, lo cierto es que su diseño básico tiene cierta gracia y ha aguantado bien el paso de los años, aunque la nueva generación presentada en Ginebra lo deja obsoleto de un plumazo.

El color azul metalizado y las llantas de aleación ponen la guinda a una carrocería que aunque no enamora, sí resulta agradable a la vista. Sus formas cuadradas son inevitables si buscamos un interior mínimamente habitable con unas dimensiones exteriores tan recortadas. Los respaldos traseros están casi pegados a la luneta, que forma una vertical con el parachoques. La ventaja de esta forma es que se puede aparcar en cualquier hueco. Este hecho hace que resulte muy similar a todos sus competidores, pues todos necesitan sacar provecho de cada milímetro de longitud.

El interior es llamativo por la forma de la consola central (aunque estorba bastante) y la instrumentación, que se mueve con la columna de la dirección cuando la regulamos en altura. Los paneles de puerta con las partes metálicas a la vista y en el color de la carrocería dan un toque de color a un habitáculo bastante sobrio en líneas generales.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

5 Comentarios

Rubén Fidalgo 7 marzo, 2014

Ahora que acaban de presentar en Ginebra tanto el nuevo Aygo como sus hermanastros, el Peugeot 108 y el Citroën C1, es un poco injusto comparar este modelo al final de su vida comercial con modelos más recientes. Seguro que su sucesor está más igualado, pero el Aygo actual está claramente superado por modelos como el Mii, Citigo, etc.

alvaro 7 marzo, 2014

Bueno, el lado positivo es que a lo mejor los descuentos lo convierten en una opción atractiva

Rubén Fidalgo 7 marzo, 2014

Hola Álvaro, efectivamente, es probable que surjan buenas ofertas para liquidar el stock actual. Un saludo y gracias por tu comentario.

Nicki 10 marzo, 2014

Muy buen prueba. Creo que el coche no esta mal pero la consola central es un defecto demasiado importante en mi caso. No entiendo este erro de conceptual.

Rubén Fidalgo 10 marzo, 2014

Hola Nicki, la verdad es que yo tampoco comprendo a qué viene semejante consola en un coche tan pequeño, habrá que esperar a poder probar el nuevo Aygo para ver si han solucionado este apartado. Me alegro de que te haya gustado la prueba, muchas gracias por tu comentario. Un saludo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...