*

Prueba del SsangYong Tivoli diésel 4×4 201660

Prueba del SsangYong Tivoli diésel 4×4 2016

14 Junio, 2016, modificada el 20 Junio, 2016 por

En esta ocasión toca someter a un profundo examen al SsangYong Tivoli con el motor diésel de 115 CV y el sistema de tracción total. La diferencia de precio puede no justificar el ahorro que obtenemos en combustible frente a su hermano de gasolina, pero tiene más argumentos a favor.

Nuestra valoración: 6,5 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 5

Correcto

Comportamiento 6

Bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Relación precio/producto
  • Imagen sugerente
  • Espacio interior

Mejorable

  • Detalles de acabado
  • Volante de plástico
  • Vibraciones en el interior

Tras haber podido probar en profundidad la variante del SsangYong Tivoli de gasolina de 128 CVy haber tenido la toma de contacto con la versión de GLP y diésel, ahora toca examinar a fondo el SsangYong Tivoli Diésel de tracción total, un modelo que sorprende con lo que ofrece por su precio. Además de sus hermanos de gama con otras motorizaciones, los principales rivales del Tivoli son el Dacia Duster y el Suzuki Vitara, especialmente el segundo, como iremos viendo poco a poco.

Frente a ellos, el Tivoli está en un interesante punto medio, algo más económico que el Vitara pero con una estética y un interior más cuidados que los del Duster, al que también supera en agrado de utilización.

Respecto a si merece la pena frente a sus hermanos de gasolina o GLP, la verdad es que en este caso sí es más aconsejable esta versión. Más que la diferencia de consumo, lo que inclina la balanza a favor de esta variante mecánica es el agrado de utilización. Por desgracia, el motor 1.6 de gasolina carece de sobrealimentación y su cifra de par es muy limitada, lo que obliga aestar demasiado pendiente del cambio para no quedarnos rezagados. Aunque la cifra de potencia máxima es menor en el diésel (115 CV frente a 128 CV del gasolina), entre el ralentí y hasta las 4.000 rpm la potencia que rinde el diésel es casi el doble que la de su hermano, que sólo lo aventaja por encima de las 5.000 rpm.

En cuanto a si merece la pena o no la versión 4WD, todo depende de por dónde te suelas mover. Por desgracia, la altura libre al suelo del Tivoli es muy reducida y deberemos ir con mucho cuidado fuera del asfalto. Para circular por pistas en buen estado, no es imprescindible la tracción total, aunque sí mejora mucho su capacidad para subir fuertes rampas. Si te vas a mover por zonas con climas lluviosos o nieve, con unos buenos neumáticos de inviernopuede ser suficiente, pero irás claramente mejor con esta versión.

Prueba del SsangYong Tivoli diésel 4x4 201660
El SsangYong Tivoli es un coche que atrae a primera vista.

Aunque es justo reconocer que no es muy original (es evidente en qué modelo se han inspirado sus diseñadores), lo cierto es que el Tivoli gusta a la gente y es un coche pintón. Estéticamente no hay diferencia entre esta versión y el resto de la gama. Salvo que te tires al suelo y te fijes en que la suspensión trasera es diferente, la única diferencia con los demás modelos son las siglas 4WD sobre la puerta del copiloto.

SsangYong ha sabido sacar buen partido de los 4,2 m de largo de este modelo, con unas proporciones correctas y una imagen llamativa, incluso sin detalles como el techo en diferente color, los adhesivos que hay disponibles para personalizarlo o las llantas opcionales. Estas últimas pueden parecernos muy sugerentes, pero son del todo innecesarias y contraproducentes.

Esta unidad de pruebas iba claramente mejor en carretera y en ciudad que los que pude probar con la llanta grande y, para colmo, la diferencia de precio entre los neumáticos 205/60-16 y los 215/45-18 es casi el doble, un detalle importante en un coche de enfoque económico como éste.

En resumen, poco que añadir en este apartado a lo ya comentado en las otras pruebas del Tivoli. Su diseño convence, sus acabados son correctos teniendo en cuenta el precio que pagamos y han logrado que sea bastante práctico.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com