*

Prueba del Skoda Superb Combi 1.6 TDi 120 CV DSG 201554

Prueba del Skoda Superb Combi 1.6 TDi 120 CV DSG 2015

5 mayo, 2016, modificada el 11 mayo, 2016 por

El Skoda Superb Combi con 120 CV y cambio DSG es una opción muy honesta. Sus prestaciones son más que suficientes para movernos con soltura, su espacio interior es impresionante y tiene un rodar fantástico.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

8

8

7

8

7

7

Destacable

  • Espacion interior
  • Relación prestaciones/consumo
  • Imagen premium

Mejorable

  • Grillos interiores
  • Llantas demasiado grandes
  • Interior sobrio

Después de haber probado el Skoda Superb 2.0 TDi de 190 CV, llega el momento de someter a examen a la versión menos potente y con carrocería familiar en vez de berlina: el Skoda Superb Combi 1.6 TDi 120 CV con cambio DSG. Aunque en un principio pueda parecer “poco motor para tanto barco“, la verdad es que resulta una opción de compra muy interesante. Sus prestaciones son suficientes, el confort de marcha sobresaliente y los consumos muy bajos. Si en la prueba de la versión más potente me parecía que su potencia real era algo menor que la declarada, en esta ocasión ha sido al contrario.

Si la mecánica me ha sorprendido de manera muy grata, no ha ocurrido lo mismo con sus acabados interiores. No hay crítica a la calidad aparente de elementos como el salpicadero, paneles de puerta o los asientos, pero la unidad de pruebas contaba con tres molestos grillos que me acompañaron durante toda la jornada, un detalle que empaña algo la excelente sensación general que me ha causado este modelo, pero que puede ser un problema exclusivo de esta unidad.

Con un precio de tarifa de 31.000 euros me parece una cifra muy buena. Un VW Passat con idéntico motor y equipamiento similar cuesta 1.000 euros más con cambio manual en lugar del DSG de este Skoda (no se vende esta mecánica con el cambio DSG en el Passat y el precio extra a pagar por el DSG ronda los 2.700 euros). Si, además, tenemos en cuenta el enorme espacio extra que ofrece el Superb, más puntos a favor del checo.

Si la comparación es con el Mazda6 Wagon, la cosa se iguala algo más, ya que, aunque su precio sigue siendo mayor, también lo es su potencia, pues Mazda no ofrece su familiar con menos de 150 CV, pero su maletero se queda con 100 litros menos de capacidad respecto a la caverna de 660 litros del Skoda y sus plazas traseras son también menos espaciosas. En definitiva, el Skoda Superb Combi es uno de los modelos del mercado con la mejor relación m3/€, y es que, para encontrar un coche con un espacio interior similar al de este coche, habría que dirigir la mirada hacia versiones de batalla alargada del Audi A8, por ejemplo.

En definitiva, si buscas un coche especialmente amplio, con cierta capacidad de representación y valoras un bajo coste por kilómetro más que las prestaciones, este Skoda Superb tiene que estar entre tus candidatos.

Prueba del Skoda Superb Combi 1.6 TDi 120 CV DSG 2015, Coruña, Rubén Fidalgo54
El Skoda Superb tiene una imagen muy atractiva.

El Skoda Superb Combi tiene un diseño muy logrado en el que se ha integrado muy bien la parte trasera respecto a la berlina de la que deriva. Confieso que me pueden las versiones familiares, normalmente me suelen atraer más estéticamente e incluso las encuentro más juveniles que las berlinas tradicionales.

En el caso de la unidad de pruebas, el color blanco enmascara algunos detalles de su carroceria, repleta de aristas y pliegues, a la vez que hace que parezca más voluminosa de lo que en realidad es. El techo panorámico de vidrio le da la apariencia de un coche pintado en dos colores y le sienta bien estéticamente, aunque los ajustes de las gomas de las guías de la parte desplazable a veces quedaban pisadas al abrir y cerrar el techo.

El frontal me parece contundente gracias a sus grandes faros y a una rejilla en la que se ha disimulado muy bien el radar del sistema del control de crucero adaptativo. Las puertas son grandes y dejan un acceso al interior cómodo, incluso mejor que en el Superb normal, en el que la puerta trasera tiene una caída del techo más pronunciada.

En la vista trasera echo de menos unos grupos ópticos algo más grandes que llenen un poco más el enorme portón trasero y, de paso, mejoren nuestra visibilidad por la noche.

Los acabados son buenos en líneas generales y el Skoda Superb Combi parece un gran coche además de un coche grande.

Todos los detalles, en la galería de fotos del Skoda Superb Combi.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

6 Comentarios

jcl 5 mayo, 2016

portentoso y preciso coche…..tu debilidad son los sw y la mia los coches blancos o nacarados….buena prueba…por curiosidad ¿ crees si caben dos bicis de adulto sin desmontar ninguna rueda con los asientos traseros tumbados..?.Saludos.

Nacho900 6 mayo, 2016

Gran prueba Rubén. Me encanta este coche, uno de mis principales candidatos de cara a mi próximo cambio de coche. El espacio interior es alucinante, la posición al volante comodísima… Y aunque en el concesionario parece gigante, visto en la calle no resulta para nada excesivo. De todas maneras, es su gran tamaño lo que me tira un poco para atrás… Me preocupa que resulte incomodo en ciudad.
Una duda respecto al cambio: ahorra combustible el DSG respecto al manual? Resta prestaciones?
Y una última duda respecto a la motorización: tendrá similares prestaciones que un \”clásico\” 1.9 tdi 110 montado en un octavia combi de primera generación?
Gracias y un saabludo 😉

Rubén Fidalgo 6 mayo, 2016

Hola jcl, me alegro de que te guste el coche y la prueba. En cuanto a si caben dos bicis sin desmontar la rueda no estoy seguro, pero creo que no. Un saludo.

Rubén Fidalgo 6 mayo, 2016

Hola Nacho, el tamaño es el que es… roza los 5 m de largo y eso limita bastante los huecos de aparcamiento, pero el coche maniobra bien. El cambio DSG ahorra frente al manual porque tiene más desarrollos de cambio y siempre es más fácil llevar el motor en la zona óptima de rendimiento, además, también se añade la ventaja de tener rueda libre, que en el manual no está.
En cuanto a las prestaciones respecto al TDi 110 CV, el de la prueba va muy parejo, aunque no es tan “explosivo” en baja como el que tienes ahora, es más progresivo. Un saabludo ;-).

Nacho900 8 mayo, 2016

Muchas gracias Rubén por tu respuesta.
Una última pregunta: Si tuvieras que escoger entre el Tdi 120 DSG o el tdi 150 manual, a igualdad de precio, ¿con cual te quedarías?

Rubén Fidalgo 9 mayo, 2016

Depende. Si vas a usarlo principalmente por carretera y viajes largos cargado, el 150 manual. En carretera el cambio se usa menos que en ciudad y si vas cargado esa potencia extra bajará los consumos y hará más seguros los adelantamientos. Si te vas a mover más por ciudad y sin demasiado peso… el 120 con DSG. Un saludo 😉

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...