*

Prueba del Skoda Rapid TDi 90 CV DSG46

Prueba del Skoda Rapid TDi 90 CV DSG

22 junio, 2015, modificada el 25 junio, 2015 por

El Skoda Rapid no es de esos coches que enamoran al primer vistazo, pero, a medida que pasas tiempo con él, empiezas a apreciar todo lo que te ofrece. Es amplio, práctico, funciona bien y su relación precio/producto es francamente buena. Aquí tienes la prueba exhaustiva de este modelo.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

7

7

6

7

7

7

Destacable

  • Capacidad del maletero.
  • Utilidad real.
  • Imagen robusta.

Mejorable

  • Cambio brusco en maniobras.
  • Plazas traseras pequeñas.
  • Suspensiones blandas.

En esta prueba del Skoda Rapid 1.6 TDi 90 CV DSG de 7 velocidades, se reafirma la sensación que ha dejado el modelo checo en otras pruebas realizadas en Autocasion.com del Skoda Rapid: es un coche práctico, con una excelente relación precio/producto y que, aunque no enamora a primera vista, convence sin dudas en el día a día.

En este caso, la caja de cambios automática aporta algo más y se convierte en una interesante alternativa para los que necesitan de este tipo de transmisiones, ya sea por algún tipo de minusvalía o, simplemente, porque eso de tener que cambiar de marcha les parece algo del siglo pasado.

Aunque el precio de partida del Skoda Rapid es realmente asequible, esta versión con el motor diésel de 90 CV y el cambio de doble embrague y 7 velocidades arranca en los 22.950 €, ascendiendo hasta los 25.895 € (sin descuentos) en el caso concreto de la unidad de pruebas, que cuenta con varios opcionales.

¿Merece la pena desembolsar esta cantidad frente a su competencia? La respuesta sería un rotundo sí, entre otras cosas porque no hay muchos competidores que ofrezcan el espacio interior y las cualidades del Rapid por ese precio, pero es que hay un rival muy duro que es prácticamente un clon y que tiene un precio de partida casi un 10% menor, el Seat Toledo, así que decidirse entre uno u otro es más un tema de imagen y de ofertas que de razón, porque básicamente se trata del mismo coche, aunque el Skoda se “marca un tanto” gracias a las soluciones Simply Clever típicas de la marca de la flecha alada.

Prueba Skoda Rapid TDI 90 CV DSG, Vigo, Rubén Fidalgo46
El Rapid tiene un diseño muy similar al del Octavia.

Está claro que el Rapid es un coche que no busca ser un flechazo a primera vista. Su diseño es bueno y tiene detalles llamativos como su frontal, que destaca con unos enormes faros y una coraza que le dan el aspecto de un modelo premium, pero no hay mucha sofisticación en sus líneas.

Sus formas cumplen una función práctica: lograr el máximo espacio interior con unas dimensiones compactas y que, además, recuerden su procedencia, y eso lo han bordado los checos. Nada más verlo, cuesta saber si es un Rapid o un Octavia, pero está claro que es un Skoda y, en cuanto abres las puertas, te das cuenta de que han aprovechado al máximo sus 4,48 m de largo.

Su diseño, a medio camino entre un hatchback y un sedán 3 volúmenes, permite tener un portón trasero enorme que deja un acceso al maletero inmejorable, aunque luego no tiene ni la gracia de uno ni la elegancia del otro a la vista.

El color azul metalizado de la unidad de pruebas creo que es todo un acierto y dota al Skoda Rapid de cierta vistosidad, algo que no le viene mal, además de hacer que parezca un coche algo más grande de lo que en realidad es.

También sus faros delanteros elipsoidales (la unidad equipa faros de xenón) contribuyen a darle una imagen moderna y de “más coche” que al Seat Toledo, por poner de ejemplo a su primo-hermano.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

4 Comentarios

Andrescalamaro 22 junio, 2015

¿Estamos locos. 25.895€ por un coche low cost con plataforma de Ibiza y un 1.6 de 90cv?
¿Se creen que es un Mazda 6?

Rubén Fidalgo 22 junio, 2015

Hola Andrescalamaro, ten en cuenta que es el precio sin ofertas. No me gusta poner precios con ofertas incluidas, plan pive ni cosas así porque pueden variar con el tiempo. Un Mazda 6 por ese precio se puede sacar, efectivamente, pero a base de la oferta de lanzamiento, más la financiación, más el Pive, etc… de todos modos tienes razón en que está algo desposicionado, sobre todo si tenemos en cuenta que existe el Toledo por un 10% menos de precio. Un saludo y gracias una vez más por tus comentarios.

jcl 22 junio, 2015

yo personalmente tanto por dentro como por fuera prefiero al Toledo 1000 veces antes…..uno de sus competidores seria el poco laureado Renault fluence 1.5 dci con el EDC ( creo que ya no se comercializa en España esta combinación…) que personalmente con el ultimo restyling es muy bonito…al menos mas que el skoda ( eso si, con unos 30 litros menos que este último según revistas del sector).un saludo.

Álvaro Ruiz 23 junio, 2015

A mí estéticamente me gusta más el Toledo que el Rapid, aunque tampoco es que estemos hablando de un Bugatti y un Delahaye, precisamente.

Respecto al tema del precio, por 25.000 euros te puedes comprar un Mazda 6… pero bastante menos equipado. Y también te puedes comprar un Maserati Quattroporte del 2004 o 2005. Todo depende de lo que estés buscando. Y catalogar un Rapid como low-cost pues bueno, es como catalogar de premium a un Jaguar XE, me monté en uno en el concesionario la semana pasada y tiene unas holguras de acabados en determinadas partes indignas hasta de un Dacia Sandero.

Cada uno que se gaste el dinero en lo que quiera.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...