*

Prueba del Renault Scénic dCi 110 CV EDC Edition One 201655

Prueba del Renault Scénic dCi 110 CV EDC Edition One 2016

2 marzo, 2017 por

El nuevo Renault Scénic es el más atractivo de todos. En el caso de la versión probada, con el motor diésel de 110 CV y cambio automático de 7 velocidades convencen su equipamiento y su versatilidad, pero decepcionan algo las recuperaciones del motor, algo lentas.

Nuestra valoración: 7,3 Notable

Diseño 8

Notable

Motor 6

Bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 8

Notable

Equipamiento 8

Notable

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Versatilidad
  • Diseño atractivo
  • Detalles prácticos

Mejorable

  • Luz de cruce pobre
  • Ubicación de algunos mandos
  • Recuperaciones lentas

Renault revolucionó el mercado con el lanzamiento del primer Mégane Scénic en 1995 y abrió las puertas de un nuevo segmento, el de los monovolúmenes compactos. Hoy en día ya no están tan de moda, para eso están los SUV, pero, en contra de lo que pueda parecer, los clientes de este tipo de coches son fieles compradores y sus cifras de ventas se han mantenido bastante estables, incluso durante los peores años de la crisis.

Si tenemos esto en cuenta, es lógico que Renault no renuncie a ofrecer un modelo de este estilo en su catálogo y, además, sería una pena perder su posición de líder en el mercado.

El nuevo Scénic llega para relevar a su predecesor, que llevaba ya 7 años en el mercado, y lo hace con un diseño completamente diferente y audaz en el que hay algunos guiños a un modelo que, como su nombre decía, se anticipó demasiado a sus tiempos, el Renault Avantime, un coche que, cuando salió, era demasiado chocante y que ha ganado adeptos y atractivo con el paso de los años.

Para esta prueba hemos elegido la motorización que probablemente tenga más ventas (aunque el horizonte para las mecánicas diésel se presenta más oscuro que sus humos), el Scénic 1.5 dCi de 110 CV asociado al cambio automático EDC de 7 marchas. Aunque en España las ventas de cambios automáticos siguen siendo menores que en otros mercados, su crecimiento es llamativo y en pocos años se ha pasado de unas ventas anecdóticas a rozar los dos dígitos.

El conjunto resulta muy agradable, con un motor que destaca por su suavidad y silencio y un cambio que hace que sea facilísimo de conducir y realmente cómodo en uso urbano.

Un detalle llamativo del nuevo Scénic son las nuevas ruedas. Los diseños de los coches actuales son algo “mastodónticos” y hacen que unas llantas de 17 pulgadas empiecen a parecer pequeñas en medio de “tanta chapa”. El problema es que una llanta de más de 17 pulgadas siempre se asocia a neumáticos muy anchos, lo cual dispara los consumos y las emisiones. Renault ha llegado a un acuerdo con algunos fabricantes, entre ellos Continental, para fabricar unos neumáticos en una medida muy particular, tirando a estrecha en comparación a su diámetro.

En concreto esta unidad equipa unas ruedas 195/55-20. La marca afirma que el acuerdo con los fabricantes también incluye que se vendan a unos precios razonables, pero, aunque así sea, aparece otro problema: su disponibilidad. De hecho, he intentado encontrar esta medida en los principales buscadores de neumáticos online para saber su precio y no aparece. Esto puede ser un problema a la hora de finalizar un viaje si, por ejemplo, sufrimos un reventón.

Soluciones prácticas

El Renault Scénic está muy bien pensado desde el punto de vista práctico.55
El Renault Scénic está muy bien pensado desde el punto de vista práctico.

El interior del Renault Scénic está repleto de detalles prácticos para viajar en familia, desde la multitud de tomas de corriente para que los chavales puedan ir cargando sus dispositivos móviles hasta infinidad de huecos en los que dejar todo lo que nos estorba en los bolsillos.

Desde la guantera con forma de cajón hasta los huecos en el suelo de las plazas traseras, es fácil colocar todo en su sitio en este coche.

La consola central deslizable ya es algo más visto en otras generaciones, pero en Renault han mejorado su anclaje. Ahora es mucho más fácil desplazarla hacia delante o atrás y también queda mejor enclavada y sin ruidos gracias a los cerrojos electromagnéticos que posee.

El Scénic tiene un diseño atractivo que llama la atención.55
El Scénic tiene un diseño atractivo que llama la atención.

La nueva generación del Scénic es mucho más atractiva y hace que la anterior parezca mucho más veterana de lo que es en realidad. El estilo impuesto por Van den Acker en el resto de modelos de la marca del rombo se ha plasmado perfectamente en este monovolumen y el resultado es un coche de aspecto juvenil y dinámico pese a su condición de coche familiar.

La unidad de pruebas cuenta con el equipo Edition One, con las llantas de 20 pulgadas de diámetro y la carrocería en dos colores que le sientan muy bien al Scénic.

Los ajustes de las puertas y paragolpes son buenos y este Renault da una primera impresión excelente cuando te acercas a él.

En la parte trasera, se echa de menos que los grupos ópticos tengan la línea de diseño de otros modelos como el Mégane o el Talismán, en los que la iluminación se prolonga casi a todo lo ancho de la carrocería. Los pilotos actuales son atractivos, pero con la línea de luz del Mégane, por ejemplo, parecería más bajo y ancho, además de hacernos más visibles por la noche.

Ya que hablamos de iluminación, los faros delanteros son Full LED, pero su luz no es muy buena, especialmente en cruce, con poca cantidad de luz. Lo que sí es excelente es el funcionamiento del asistente de luz de carretera, de los más eficaces que he probado; logra no deslumbrar incluso a los camiones que circulan de frente en la autovía.

Las puertas tienen unas buenas dimensiones y abren un ángulo casi perpendicular a la carrocería, lo que facilita mucho el acceso al interior de este coche. También el portón trasero deja un buen umbral de carga con una solución muy práctica: la parte superior del paragolpes tiene una protección metálica para que no se raye al meter y sacar las maletas, el carrito de los críos, etcétera.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...