*

Prueba del Renault Clio dCi 90 CV 201641

Prueba del Renault Clio dCi 90 CV 2016

12 enero, 2017 por

El Renault Clio se ha puesto al día con ligeros cambios estéticos y algunas mejoras de equipamiento. La mejora es positiva y uno de los aspectos que más ha evolucionado es la iluminación, con unos faros full led de excelente rendimiento.

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

Diseño 8

Notable

Motor 6

Bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 6

Bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Faros full LED
  • Madurez
  • Imagen atractiva

Mejorable

  • Calidad de acabados interiores
  • Recuperaciones
  • Espacio en plazas traseras

Hace pocas semanas que el Renault Clio se puso al día con ligeros retoques estéticos con los que se le ha querido dar un aspecto más en la línea de los últimos modelos presentados por Renault, como el Mégane o el Talisman.

Con el lavado de cara, se ha aprovechado para mejorar también el interior del Clio y darle un aspecto más serio y de mejor calidad, con un nuevo diseño de los paneles de puerta y los aireadores centrales. También se han actualizado las funciones del sistema R-Link, que suma nuevas funciones  y una pantalla que permite ampliar y reducir la escala del mapa de manera táctil, aunque es algo lenta de respuesta.

Esta versión diésel de 90 CV con cambio manual es una buena alternativa para aquellos que vayan a sacar partido del coche más allá de los límites de la ciudad y tengan previsto hacer más de 15.000 km anuales. En estas condiciones no se correrá tanto riesgo de padecer problemas con el filtro anti partículas del sistema de escape (que sufre mucho en recorridos cortos y urbanos) y su bajo consumo hará que amorticemos el mayor precio de adquisición de esta motorización.

El Renault Clio frente a sus rivales

El Renault Clio se encuentra en una etapa de madurez que tiene sus ventajas. El principal inconveniente sería un diseño desfasado, pero la verdad es que esta generación del Clio está aguantando bien el paso de los años. Los tres principales rivales elegidos están en su misma situación. El Ibiza es el más veterano y, de hecho, está a punto de dejar paso a su relevo, aunque se ha actualizado algo su imagen a finales del año pasado. Frente a él, el Clio tiene la ventaja de un interior algo más espacioso, aunque el Ibiza deja un mejor sabor de boca en cuanto a calidad percibida, lo mismo que el VW Polo, que también es el más caro de todos.

El otro rival francés, el Peugeot 208, también transmite una mayor sensación de calidad, tanto en lo referente a los materiales del salpicadero como en el tacto de la conducción.

En la parte trasera los cambios son muy ligeros.41
En la parte trasera los cambios son muy ligeros.

El aspecto exterior del Clio 2016 no varía demasiado respecto al del modelo presentado hace casi 5 años. La verdad es que su diseño entonces era atractivo y lo sigue siendo, pero se le ha querido dar un aire más moderno y similar al de modelos más recientes.

La mayoría de los cambios los encontramos en el frontal, de aspecto más agresivo y moderno gracias a unos faros nuevos y un paragolpes en el que cambia el faldón y la ubicación de los antiniebla. Los nuevos faros con tecnología LED, y los de niebla, se merecen una mención especial por su excelente luz. No hay muchos modelos de su categoría con una iluminación tan buena, incluso mejor que la de algunos modelos de segmentos superiores.

En la vista lateral no hay apenas cambios, sólo las nuevas llantas que equipa la unidad de pruebas, calzadas con neumáticos 205/45-17, llamarán nuestra atención.

Tampoco en la parte trasera los cambios son apreciables.

La calidad de los ajustes es correcta, aunque se aprecian cambios de tonalidad entre las piezas metálicas y las plásticas (como los paragolpes o la tapa del combustible), especialmente en la unidad de pruebas con pintura metalizada, que es más difícil de uniformar.

Las puertas tienen un tamaño correcto y dejan un buen acceso al interior. Con 4 metros de longitud, es uno de los modelos del segmento B más grande, con un una amplia distancia entre ejes.

Los cambios le sientan bien al Clio y logran actualizarlo sin dejar desfasado al modelo anterior y sin que pierda las buenas cualidades del diseño original.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...