*

Prueba del Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV56

Prueba del Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV

15 junio, 2015, modificada el 22 junio, 2015 por

El Opel Meriva con el motor de 136 CV diésel de esta prueba tiene unas prestaciones correctas y sus consumos son más ajustados que en versiones menos potentes. El motivo es el excesivo peso de este modelo que, con 1.500 kg de masa en vacío, necesita caballos para moverse.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

7

8

6

7

7

6

Destacable

  • Puertas muy prácticas.
  • Motor eficiente.
  • Imagen moderna.

Mejorable

  • Peso excesivo.
  • Marco del parabrisas.
  • Consola central sin cerrar.

Tras haber probado el Opel Zafira Tourer, llega el turno de sentarse a los mandos de su hermano menor en esta prueba del Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV, que se convierte en el tope de la gama de monovolúmenes compactos de la marca alemana tras el lavado de cara recibido por el Meriva en 2014.

Lo cierto es que milita en una categoría donde cada vez quedan menos rivales, que en este tamaño poco a poco van apostando más por los modelos de estilo SUV que por los monovolúmenes. Sin embargo, es en la que más imaginación han puesto los distintos fabricantes a la hora de dar acceso a su interior, con soluciones como la del Ford B-Max con puertas correderas sin pilar B o el propio Meriva, con las puertas traseras que abren a contramarcha.

Tras una semana de convivencia, queda claro que el Meriva es un coche que resulta muy práctico en el día a día, con soluciones muy versátiles e ingeniosas, pero que se nos quedará pequeño en cuanto los chavales den el estirón, con un espacio para las plazas traseras algo escaso y un peso excesivo (1.500 kg en orden de marcha) que “se come” parte del excelente rendimiento del nuevo motor 1.6 diésel de 136 CV.

Prueba Opel Meriva CDTi 136CV 2015, Aralla, Rubén Fidalgo56
El lavado de cara recibido en 2014 le ha sentado muy bien al Meriva.

Tras el lavado de cara recibido hace apenas un año, el Opel Meriva ha ganado muchos puntos estéticamente, con una imagen que enseguida lo identifica con los modelos más nuevos de la marca alemana, como el nuevo Opel Corsa. Detalles como los pliegues bajo los faros, la forma en cuña del paragolpes delantero, la parrilla… sin duda el Meriva tiene un aire moderno y agradable.

Tal vez lo más llamativo del diseño del Meriva sean sus puertas, con las delanteras que abren de forma convencional y las traseras en contra del sentido de la marcha. Gracias a ello, el acceso al interior del Meriva es excepcional, además de que abren un ángulo de casi 90º. La forma de las puertas traseras es más importante y tiene más ventajas de lo que pueda parecer en un principio. No sólo resulta más cómodo entrar y salir del coche, sino que también es mucho más ergonómico coger en brazos a los niños y sentarlos correctamente en las plazas traseras.

El color verde bicapa de la unidad de pruebas, así como el techo panorámico y las llantas contribuyen a darle un aspecto aún más llamativo. Es difícil lograr que un monovolumen “entre por los ojos”, pero lo cierto es que el Meriva tiene una imagen que resulta agradable, con un aire moderno y ciertos matices deportivos que le dan alegría a su diseño sin restarle practicidad.

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...