*

Prueba del Opel Astra 1.4 Turbo 150 CV 201558

Prueba del Opel Astra 1.4 Turbo 150 CV 2015

27 mayo, 2016, modificada el 30 mayo, 2016 por

El Opel Astra 1.4 Turbo resulta muy agradable de conducir y sus consumos en carretera hacen que no echemos de menos un motor diésel, al contrario. Su abundante equipamiento tecnológico cuenta con detalles cuidados, como sus asientos. Sin embargo, pincha en otros apartados, como el maletero, pequeño y poco aprovechable.

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

6

7

7

7

7

6

Destacable

  • Tecnología
  • Equipamiento
  • Motor brillante

Mejorable

  • Maletero escaso
  • Diseño continuista
  • Pomo del cambio

La nueva generación del Opel Astra llega al mercado con la tecnología como principal arma para luchar en el segmento de los compactos, el más reñido de nuestro mercado, aunque cada vez seguido más de cerca por el de los SUV.

Elementos como el sistema Intelli Lux de faros con tecnología Matrix LED marcan la diferencia respecto a sus rivales. Junto con el nuevo Renault Mégane, el Opel Astra es el más reciente en llegar al mercado, mientras que todos sus rivales están ya pensando en hacer su primer “lifting”. Este hecho debería otorgarle cierta ventaja en cuanto a frescura. Sin embargo, unas líneas demasiado continuistas respecto a las de su predecesor hacen que no parezca un producto tan innovador como su competidor del rombo francés.

Opel ha llevado a cabo un excelente trabajo de adelgazamiento en el Astra y por fin puede medirse de tú a tú con sus rivales en cuanto a consumos y prestaciones, un apartado en el que destaca la versión probada, el Opel Astra 1.4 Turbo de 150 CV, con un sensacional motor de gasolina sobrealimentado que hará que los que están acostumbrados al par motor de los diésel no echen de menos esa cualidad y aprecien el silencio y la finura de funcionamiento de esta mecánica, muy recomendable, tanto por agrado de utilización como por economía y prestaciones.

En defintiva, el Opel Astra llega con muy buenos atributos para ser un digno rival de los modelos más asentados en el segmento de los compactos, destacando en aspectos como el equipamiento y el confort, pero con algunos detalles que empañan la nota final, como su maletero, uno de los más pequeños de la categoría.

Prueba del Opel Astra 1.4 Turbo 150 CV 201558
El Opel Astra ha mejorado, pero sus formas siguen siendo muy similares a las del modelo precedente y le restan frescura.

Pese a ser un recién llegado al mercado y tener un diseño atractivo, la verdad es que el nuevo Opel Astra pasa bastante inadvertido entre el resto del tráfico. Las líneas de su predecesor eran ya muy modernas y el nuevo modelo, aunque me parece más fino y atractivo, no supone una novedad tan absoluta como sí lo es la nueva generación del Renault Mégane, que ha llegado en el momento justo para hacer algo de sombra al modelo de General Motors.

Tal vez, la parte que menos ha cambiado respecto al Astra conocido hasta ahora sea el frontal, con unas líneas generales muy similares, un capó afilado y unos faros rasgados que pueden presumir de una tecnología única en su categoría. Opel apuesta por el sistema Intelli LUX con faros Matrix LED y, como quiere que sea una de las señas de identidad, ofrece esta opción a un precio sin parangón. Mientras que en marcas como Audi o BMW hay que desembolsar en torno a 2.000 euros, Opel los ofrece por apenas 700 euros, una opción que te recomiendo sin dudarlo. De hecho, cuestan menos que cambiar los 4 neumáticos de sus llantas con medidas 225/40-18, del todo exageradas para este nivel de potencia.

En cuanto a la trasera, también resulta muy similar a la de su predecesor, aunque se han marcado más los hombros de la carrocería y los grupos ópticos (también LED) tienen unas formas más alargadas que hacen que el coche parezca más bajo y ancho.

En la vista lateral, llaman la atención las llantas de aleación de 18 pulgadas y una línea de techo muy tendida que le da una imagen muy deportiva. En el pilar C han integrado una pieza de plástico en color negro que “aligera” un poco el aspecto visual, aunque resta algo de la luz que proporcionaba el cristal de custodia de la generación anterior. Además, también empeora la visibilidad desde el interior y deja unos incómodos picos al abrir el portón trasero.

Pese a la caída del techo en la parte trasera, las puertas del Astra abren un buen ángulo y tienen un tamaño generoso, lo que facilita el acceso al interior.

Los acabados y la calidad de materiales, ajustes y pintura están dentro de la media de su segmento.

Puedes ver todos los detalles en la galería de fotos de este Opel Astra 1.4 Turbo.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

6 Comentarios

jcl 28 mayo, 2016

hola ruben, buena prueba y video de como iluminan las luces delanteras muy interesante….. comentar que este modelo como su hermano de 125 cv llevan cadena de distribución algo bueno mas en su mecánica a la hora de ahorrarse la sustitución de correa.

en la foto 24 la verdad que intimida el ” pico” que sobresale, como para tropezarse en ese instante………creo que en la foto 52 quieres enseñar que el plástico del guarnecido de la puerta esta torcido ¿no?………la foto 55 supongo que es para meter la mano y cambiar la lámpara…..
Como siempre me quito el sombrero por que plasmas con tu comentarios y sobre todos con las fotos detalles ” ocultos” por su defectos ó virtudes.. …. Los consumos muy buenos supongo que serán sensibles si te pesa un poco el pie derecho y/ó nadas mucho por ciudad……un saludo

Rubén Fidalgo 29 mayo, 2016

Hola jcl, efectivamente en la foto 52 quiero demostrar con una prueba el comentario que hago sobre los acabados del interior, que no me parece correcto que se deforme el panel de puerta. La 55 es sobre un hueco bastante grande que se puede aprovechar. Muchas gracias por tus palabras, animas a uno a seguir esforzándose. Me alegro de que te resulten interesantes las pruebas. Un saludo.

Rubén Fidalgo 29 mayo, 2016

En cuanto a los consumos, como todas las mecánicas sobrealimentadas, si le pedimos chicha nos la da… pero pide que le demos biberón ;-). De todos modos, no creas que se disparan demasiado los consumos si avivamos el ritmo. Un saludo

jcl 30 mayo, 2016

ok, gracias por las aclaraciones y seguir asi.

Ramón Gutierrez 2 noviembre, 2016

Buenas tardes Ruben. Pues estoy interesado en el Astra y creo que mi eleccion sera el gasolina de 125 cv. No quiero problemas con mas fap que son una autentica pesadilla cuando no sales mucho a autovia. Mi pregunta es sobre los consumos. Me he quedado alucinado con ese consumo de 5 litros extraurbano. Es facrible alcanzarlo?? Obviamente con una conduccion suavecita. Muchas gracias

Rubén Fidalgo 3 noviembre, 2016

Hola Ramón, los consumos que indico en la prueba son reales. Los 5 l/100 km se pueden conseguir con una conducción normal y respetando los límites de velocidad máxima. Por supuesto, subiendo un puerto de montaña no se pueden lograr esas cifras, pero sí se pueden conseguir con cierta naturalidad en carretera. El problema es que el motor que comentas que te interesa tiene menos par que éste y es necesario pisar un poco más el acelerador para mantener el ritmo cuando el terreno no sea favorable, lo mismo que si llevas el coche cargado. Un saludo y gracias por leernos.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...