*

Prueba del nuevo Audi A4 2.0 TDi 190 CV 201670

Prueba del nuevo Audi A4 2.0 TDi 190 CV 2016

17 mayo, 2016, modificada el 20 mayo, 2016 por

El Audi A4 ha dado un enorme salto adelante respecto a su predecesor, al que deja completamente desfasado en todos los aspectos. Su competencia tampoco se ha dormido en los laureles y ofrecen productos realmente buenos. Veamos en qué posición se encuentra esta berlina alemana.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

7

7

7

7

8

7

Destacable

  • Salto cualitativo
  • Calidad de rodadura
  • Tecnología

Mejorable

  • Precio de opciones
  • Acceso al maletero
  • Relación tamaño/espacio

El Audi A4 2016 ha dado un enorme salto adelante para no perder terreno frente a sus principales rivales – el Mercedes Clase C y el BMW Serie 3– que también se han renovado recientemente y están repletos de las últimas tecnologías. Al ser el último en llegar, el modelo de Ingolstadt aterriza con la ventaja de saber dónde están sus enemigos y poder atacar donde más duele, y lo han aprovechado. En mi opinión, el Audi A4 es uno de los mejores modelos del segmento D (berlinas medias) que hay en el mercado. En concreto, este Audi A4 2.0 TDi 190 CV me ha dejado mejor sabor de boca que el BMW 320d que tuve ocasión de probar hace pocas semanas y cuyo recuerdo aún tengo fresco.

Desde el momento en el que te acercas a él, ya te das cuenta de que es un modelo bien hecho, con una imagen moderna, elegante y que cuenta con un empaque que hace que creas que estás ante un coche superior, como el Audi A6.

A diferencia de sus primos (el Passat y el Superb, que emplean la plataforma MQB), el Audi A4 toma como punto de partida la plataforma MLB Evo del grupo Volkswagen, básicamente al misma que modelos como el A6 o el Q7. Esto tiene muchas ventajas (partimos de la base de coches de primera categoría, por lo que podemos incorporar elementos de segmentos superiores y una calidad de rodadura superlativa), pero también un inconveniente: la plataforma MLB impone que el motor vaya colocado en posición longitudinal en lugar de transversal. Esta ubicación resta espacio en el habitáculo y también aumenta el peso en voladizo por delante del eje delantero. El resultado es un interior claramente menos espacioso que el del Passat (la diferencia respecto al Skoda Superb es todavía mayor) y un comportamiento dinámico algo más “morrón”, al menos en teoría, luego lo analizaremos en profundidad.

La unidad elegida para el examen de hoy es el Audi A4 con el motor 2.0 TDi de 190 CV, cambio DSG de 7 velocidades, tracción delantera y con el nivel de acabado Design Edition, que ofrece un interesante paquete de equipamiento, aunque la unidad de pruebas completa la dotación con más de 11.000 euros en extras… una barbaridad. Es fácil “volverse loco” con el extenso catálogo de opciones y accesorios que Audi pone a disposición de sus clientes.

Lo que más me ha gustado de este coche es lo agradable que es conducirlo, lo cómodos que son los viajes en él, sus ridículos consumos y un interior tan acogedor que no querrás bajarte al llegar a tu destino. En el lado negativo está un espacio para las plazas traseras algo menor que el de sus rivales y un maletero en el que caben muchas cosas, pero cuyo acceso limita el tamaño de las mismas.

Prueba nuevo Audi A4 2.0 TDi 190 CV 2016, Rande, Rubén Fidalgo70
El Audi A4 de nueva generación ha mejorado mucho su diseño.

Exteriormente, el nuevo Audi A4 es casi una especie de Audi A6 a escala. La nueva generación del A4 ha crecido muy poco en longitud y anchura -pasando de los 4,72 m de largo a los 4,73 m y de 1,82 m de ancho a 1,84 m-, pero parece mucho más grande y con más porte que el anterior. Gran parte del truco está en la parrilla delantera, con las formas más rectas que se introdujeron con el Audi Q7 y presentes en los últimos concepts de la marca, por lo que su imagen resulta bastante futurista.

También las nervaduras que recorren los costados de la carrocería y el efecto que provoca la iluminación LED (tanto en las luces de marcha diurna como en los pilotos traseros) contribuyen a dar ese aspecto de coche moderno.

La unidad de pruebas cuenta con las llantas opcionales de 18 pulgadas (con neumáticos 245/40-18). Su diseño es atractivo y son fáciles de limpiar, pero su tamaño es exagerado para las prestaciones de esta versión de 190 CV. Para hacernos una idea al respecto, un Ferrari F40 (considerado un misil sobre ruedas por sus 478 CV) se conformaba con unos “ridículos” 245/40-17 en el eje delantero.

La calidad de fabricación de este coche es destacable. Todos los paneles ajustan a la perfección, la pintura tiene un acabado excelente y su apariencia es impecable. Algunos elementos, como la cámara delantera (bajo los dos aros centrales) quedan algo expuestos a golpes. Se supone que está ahí para que evitemos estropear la preciosa calandra al aparcar, pero no sirve para que el que lo haga delante de nosotros también tenga cuidado.

Las puertas tienen un buen tamaño y abren en un ángulo casi de 90º, lo que permite un cómodo acceso al interior. Lástima que no se pueda decir lo mismo de la tapa del maletero, algo pequeña y con unas bisagras que ocupan bastante espacio en el interior. Recuerdo que las primeras generaciones del Audi A4 tenían unas bisagras con pantógrafo que no ocupaban ni un milímetro dentro del maletero, no entiendo por qué han dejado de usarlas en las últimas generaciones. Sin embargo, me encuentro ese mismo pantógrafo en el complicado mecanismo del capó delantero para la protección de peatones en caso de atropello (puedes ver el detalle en la galería de fotos).

Todos los detalles, en la galería fotográfica del Audi A4 2.0 TDi 190 CV 2016.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

3 Comentarios

jcl 18 mayo, 2016

muy buena idea de sacar fotos nocturnas del exterior e interior del coche…espero disfrutarlo en otros modelos probados; el video nocturno muy ilustrativo la verdad e igualmente el ejemplo que has dado sobre como funciona el sistema para ahorrar combustible.

El coche muy elegante y precioso en ese color plata, es de los Premium de mis preferidos,hace poco ley una prueba de este mismo coche pero con el motor 2.0 tfsi ultra de también 190 cv pero de gasolina pero en comparativa y para amortizar el sobre coste del diesel sobre el gasolina habría que hacer la friolera de ¡¡ 290.000 km!!!!! habiendo solo una diferencia de consumo de 1,6l/100km a favor del tdi….el tfsi lleva cadena……… , no siempre interesa un diesel;buena prueba seguir asi ruben, un saludo.

jcl 18 mayo, 2016

perdona se me ha olvidado ¿ no tiene rueda de repuesto?¿ ni si quiera de \” galleta\”?….

Rubén Fidalgo 19 mayo, 2016

Hola jcl, me alegro de que te hayan gustado las fotos nocturnas, intento hacerlas pero no siempre dispongo de tiempo en todas las pruebas. En cuanto a la rueda de repuesto, en la prueba digo que hay una de galleta en el maletero y, de hecho, hay una foto en la galería, va cubriendo la batería, que está ubicada ahí para equilibrar pesos. Un saludo!

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...