*

Prueba del Mercedes GLA 200d AMG51

Prueba del Mercedes GLA 200d AMG

28 Junio, 2016, modificada el 8 Julio, 2016 por

El mercado manda y la versión SUV es, con una enorme diferencia, la silueta del Clase A más demandada. Sometemos a examen al Mercedes GLA 200d en acabado AMG, tal vez el más interesante de la gama. Se trata de un modelo muy satisfactorio, aunque la rumorosidad en el habitáculo podría ser menor.

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 6

Bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 6

Bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Relación precio/producto
  • Imagen de marca
  • Consumos ajustados

Mejorable

  • Mecánica perezosa
  • Rumorosidad interior
  • Precio de opciones

Las cifras cantan y el Mecedes GLA es, con muchísima diferencia, el “Clase A” más vendido. Tras haber podido probar tanto el Mercedes A 180 diésel como el Mercedes CLA 250 Sport, me han quedado claros los motivos de que el GLA se venda en una proporción de 8 a 1 respecto a las otras dos siluetas. Además del hecho innegable de que los SUV están de moda, el Mercedes GLA es un coche mucho más utilizable, cómodo, espacioso y versátil que sus dos hermanos de gama.

Está claro que Mercedes España ha querido “poner toda la carne en el asador” con este modelo y se ofrece en nuestro mercado por un precio mucho más competitivo que en otros, incluido su país natal, donde, además de más caro, está peor equipado de serie.

Con un precio de partida de 31.000 euros para las versiones diésel, es una lástima que Mercedes no haya querido comercializar la mecánica 180d hasta hace pocas semanas, mientras que sí estaba disponible en otros mercados desde el lanzamiento del modelo. Ahora puede competir en igualdad de condiciones con rivales como su “primo-hermano”, el Infiniti Q30, que sí dispone de esta versión básica por un precio por debajo de los 24.000 euros.

En el caso del Mercedes GLA 200d AMG Line de esta prueba, su precio base de 34.000 euros (aunque con las ofertas vigentes es fácil obtenerlo en el entorno de los 30.000 euros) sube algo más de 3.000 euros más al incorporar elementos opcionales como el climatizador automático, el techo panorámico o la pintura metalizada.

En general, es un producto muy interesante– aunque sorprende tener que pagar el control de crucero y el climatizador como extras- agradable de conducir, fácil y con esa imagen de marca que poseen los Mercedes.

Prueba Mercedes GLA 200d 2016, Puebla de Sanabria, Rubén Fidalgo51
El diseño del GLA está muy logrado y, pese a ser un SUV, su altura no es exagerada.

Las formas del Mercedes GLA están repletas de superficies curvas y relieves que en el color gris de la unidad de pruebas quedan bastante disimuladas y que le dan un aspecto muy sport a este SUV, especialmente con el acabado AMG Line, con unos parachoques, llantas, parrilla delantera y taloneras diferentes a las del modelo básico.

Mercedes ha acertado al hacer un coche de aspecto 4×4 pero sin pasarse con la altura de la carrocería, de hecho sólo es 6 cm más alto que un Clase A (la altura libre al suelo apenas es 3 cm mayor, el resto se debe a las barras del techo). De este modo, su comportamiento en carretera no penaliza demasiado por una mayor altura del centro de gravedad, aunque sí mejora bastante en cuando a la facilidad de acceso a su interior, especialmente en las plazas traseras, que, además, cuentan con 2 cm más de altura para las cabezas.

El frontal es, tal vez, la parte más llamativa, con unas entradas de aire generosas y unos faros de trazos rasgados y muy buena luz debido a que en España viene de serie con bi-xenón. La vista lateral también es llamativa en este acabado gracias a las llantas de 5 radios AMG, aunque su tamaño resulta desmesurado para un coche de 1.500 kg y 136 CV, con medidas 235/45-19.

La vista trasera es algo más anodina, aunque hay detalles llamativos, como los grupos ópticos LED o la banda metálica en la parte horizontal del parachoques, muy práctica para proteger ésta de rayazos a la hora de meter y sacar el equipaje del maletero.

La calidad de los ajustes es buena y el Mercedes GLA transmite una buena sensación de robustez, empezando por el tacto de los tiradores al abrir las puertas y acabando por el sonido que éstas hacen al cerrarlas.

En general, el Mercedes GLA está a buen nivel en este apartado. Gustos aparte, es un coche bien resuelto en cuanto a diseño. Consigue parecer un 4×4 con detalles como los arcos de rueda y faldones en negro, pero sin subirlo demasiado en realidad, y está bien construido. Justo lo que la gente quiere: un coche que parezca un todo terreno pero que en realidad no lo sea. Para el que sí quiera un coche con ciertas cualidades 4×4 ofrecen una versión con un pack off road que dispone de una mayor altura libre, protecciones en los bajos, neumáticos de más perfil, etc.

Todos los detalles, en la galería de fotos del Mercedes GLA 200d AMG Line.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com