*

Prueba del Lexus RX 450h F Sport 201664

Prueba del Lexus RX 450h F Sport 2016

7 julio, 2016, modificada el 22 julio, 2016 por

Tras la primera toma de contacto con el SUV de lujo japonés, ahora llega el momento de someterlo a un exhaustivo examen. Un exterior llamativo, un interior con un confort y silencio absoluto y la distinción de su tecnología son sus argumentos. ¿Convencerán?; sigue leyendo.

Nuestra valoración: 7,7 Notable

Diseño 8

Notable

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 8

Notable

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 8

Notable

Consumos 6

Bueno

Destacable

  • Imagen de marca
  • Confort
  • Espacio interior

Mejorable

  • Calidad de algunos plásticos
  • Consumos
  • El parabrisas desdobla la imagen de las luces

El Lexus RX 450h es uno de esos coches que no deja indiferente a nadie, ni siquiera en el color blanco de la unidad de pruebas. Si lo comparamos con el de la prueba del Lexus RX 450h de la generación anterior, el salto estético es evidente, aunque sigue manteniendo esa línea que caracteriza a los modelos de la marca japonesa, con trazos rectos y rotundos.

Ahora sus formas se acercan más al estilo marcado por otros modelos recientes, como el Lexus NX, pero con un nivel de lujo, una calidad de acabados y una mecánica claramente más potente. No en vano el RX se posiciona en el mercado español en lo más alto de la gama SUV de lujo de Lexus, repleto de tecnología y para una élite, como te adelantamos en la toma de contacto con el Lexus RX 450h 2016.

Con una única base mecánica de 313 CV de potencia total ( sumando los 262 CV del motor V6 de 3,5 litros de cilindrada, los 167 CV del motor eléctrico que asiste el transaxle delantero y los 68 CV del motor eléctrico independiente del eje trasero), la gama RX 450h se compone de 6 modelos en total. La unidad de pruebas se posiciona en la parte alta de esta gama, con el acabado F-Sport, que, además de un equipamiento muy completo, saca a la luz el lado más dinámico de este portentoso todocamino.

Con un precio de partida de 90.300 euros de la versión de esta prueba del Lexus 450h F Sport 2016, estamos ante un coche de gran calidad, pero por el que también estamos pagando una importante suma económica y que cuenta con rivales también muy bien dotados.

Lo más llamativo de este Lexus, además de su estética, es lo fácil que hace la vida a sus pasajeros y al conductor, que rápidamente se hace con sus mandos y se acostumbra a manejar la multitud de elementos que tiene a su servicio. Además, como es típico en la gama de modelos híbridos de la firma japonesa, la forma de andar de este coche te acaba llevando a su terreno y terminas conduciéndolo como a él le gusta ir. Sin darte cuenta, te ves conduciendo envuelto en un confort total, jugando a ver si logras ser tan eficiente como su tecnología te lo puede permitir y, además, un palmo por encima del resto del tráfico, que, en el fondo, es lo que más atrae de los SUV a sus compradores.

Los trazos del RX 450h tienen unas aristas muy marcadas.64
Los trazos del RX 450h tienen unas aristas muy marcadas.

El RX 450h sigue los cánones fijados por otros modelos de la marca, con unas líneas de trazos bruscos y repleto de aristas. Estas formas le dan un aspecto muy futurista y hacen que sea imposible pasar inadvertido, la gente se queda mirando para él cuando lo ven.

El frontal es realmente espectacular, con unos faros full LED que proporcionan muy buena luz en carretera, aunque su asistente de luces largas automáticas no funciona demasiado bien y será mejor que seamos nosotros quienes pasemos a cruce para evitar deslumbrar al resto del tráfico. Los indicadores de dirección son de tipo secuencial y muy visibles también. En los costados del paragolpes nos encontramos con los faros antiniebla (de buena iluminación) y unos pequeños LED casi imperceptibles (puedes ver el detalle en la galería de fotos) que hacen el trabajo de las luces de curva en los giros e intersecciones.

La parte trasera es algo menos espectacular. En ella tenemos, además del típico pulsador para su apertura, un sensor oculto tras el logo de Lexus. Al pasar la palma o el brazo sobre él, se abrirá el portón de apertura automática (aunque su accionamiento es muy lento) manos libres.

En la vista lateral, lo que más va a llamar la atención, además de sus aristas, son las llantas de 20 pulgadas con neumáticos 235/55-20. Su diseño es atractivo, pero bastante complicado y con muchos recovecos en los que la suciedad del polvo de los frenos se acumula y es difícil de eliminar.

La calidad de fabricación es muy buena y los ajustes son mejores que en muchos de sus rivales, algo que no es fácil de conseguir en una carrocería de formas tan complejas.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...