*

Prueba del Kia Optima PHEV híbrido enchufable 201763

Prueba del Kia Optima PHEV híbrido enchufable 2017

9 Mayo, 2017 por

La versión híbrida enchufable del Kia Optima está prácticamente sola en el mercado. Las otras berlinas de su tamaño con sistemas PHEV son más caras o no están disponibles con una carrocería de aspecto lujoso y ciertas dotes de representación. ¿Merece la pena este Kia? Vamos a analizar la respuesta.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 6

Bueno

Comportamiento 6

Bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Confort de marcha
  • Ahorro en uso urbano
  • Equipamiento completo

Mejorable

  • Maletero de formas irregulares
  • Tiempo de recarga
  • Mala iluminación

El Kia Optima ha recibido un oportuno lavado de cara que ha mejorado mucho su aspecto y sus cualidades, además de añadir esta versión híbrida enchufable que examinamos. Kia ha logrado un coche que no tiene demasiados rivales en el mercado. Tal vez el más destacable sea el VW Passat GTE, que tiene unas cifras similares en cuanto a potencia y autonomía eléctrica, así como en su condición de berlina de 4 puertas en el entorno de los 4,8 m de longitud. Sin embargo, en Volkswagen han querido darle un toque de deportividad bastante opuesto al del Optima PHEV, que busca el confort por encima de todo.

Frente al alemán, el Kia ofrece una mejor relación precio/producto/equipamiento, es algo más confortable y las plazas traseras más cómodas. Sin embargo, la calidad percibida en el Passat es mayor.

En cuanto a sus otros dos rivales, el Lexus es claramente más pequeño, con un interior menos espacioso y menos confort para afrontar largos viajes, además de venderse por un precio superior. El Mitsubishi, en cambio, es más espacioso y su relación precio/producto es también muy buena, pero no puede competir con el Optima en consumos. Donde al Mitsubishi es difícil bajarlo de los 10 l/100 km el Kia se conforma con apenas 6,5 l/100 km.

La aerodinámica activa del Kia Optima

Las rejillas delanteras se cierran o abren para mejorar la aerodinámica o la refrigeración según la necesidad.63
Las rejillas delanteras se cierran o abren para mejorar la aerodinámica o la refrigeración según la necesidad.

Aunque el Optima PHEV apenas se diferencia del resto de la gama Optima, sí hay diferencias estéticas, pero tienen una justificación práctica, además de lograr una imagen más “tecnológica”: lograr una mejor aerodinámica para reducir los consumos.

Una de esas diferencias está en su calandra. El PHEV tiene un frontal negro con unas entradas de aire mucho más pequeñas, aunque en realidad se trata de unas ventanas que se pueden abrir o cerrar en función de la necesidad de refrigeración que requieran tanto el motor de combustión como el sistema eléctrico y que te mostramos en este vídeo a continuación.

El híbrido enchufable se diferencia claramente del resto de la gama Optima.63
El híbrido enchufable se diferencia claramente del resto de la gama Optima.

Respecto al resto de la gama Optima, el PHEV tiene algunas diferencias que permiten identificarlo rápidamente. Salvo las molduras de color azul turquesa en los laterales, la tapa para el enchufe de recarga y los logotipos de Plug In Hybrid, estos cambios tienen como principal finalidad mejorar la aerodinámica del Optima para mejorar su eficiencia.

En la parte frontal, esta mejora se ve claramente en la coraza delantera con las entradas de aire tapadas por unas trampillas que sólo se abren cuando la demanda de aire es elevada para mejorar la refrigeración de la mecánica, pero también el faldón varía ligeramente su ángulo de ataque para reducir la fricción con el aire.

Las llantas también tienen un diseño que mejora la aerodinámica, además de un tamaño muy razonable de 17 pulgadas (con neumáticos en medida 215/55-17) en lugar de la moda del gigantismo dentro de este tipo de berlinas, donde parece que todo lo que no esté por encima de las 18 pulgadas es pequeño.

Con el color blanco de esta unidad, el Optima da la impresión de ser más grande de lo que es y parece pintado en dos colores con el techo panorámico de vidrio.

Los acabados son buenos y la sensación que transmite es de calidad y de estar ante una berlina de lujo. Al abrir las puertas, hay un detalle que empobrece esa sensación: las soldaduras de los marcos de puerta. En vez de estar estampadas en una pieza el marco y el paño interior de la puerta, hay unas soldaduras como las que se empleaban hace 10 años en los modelos europeos (ver detalle en la galería de fotos).

Lo bueno de sus puertas es que son grandes y abren un ángulo amplio que deja un cómodo acceso al interior, tanto delante como detrás. Sólo la tapa del maletero resulta algo pequeña.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com