*

Prueba del Fiat Tipo 1.4 95 CV Opening Edition gasolina 201637

Prueba del Fiat Tipo 1.4 95 CV Opening Edition gasolina 2016

25 abril, 2016, modificada el 27 abril, 2016 por

El Fiat Tipo es uno de esos coches que denomino “honestos”. No engaña a nadie, es lo que ves e incluso más. Por su precio no hay muchas alternativas en el mercado que ofrezcan su espacio interior, su equipamiento y un diseño con cierta gracia.

Nuestra valoración: 6,5 Bastante bueno

7

5

6

7

7

7

Destacable

  • Relación precio/producto
  • Imagen atractiva
  • Interior espacioso

Mejorable

  • Dirección sensible con viento lateral
  • Falta de par motor
  • Ruido del climatizador

Presentado como un modelo “low cost” (bajo coste) en el Salón de Estambul como Fiat Aegea, esta berlina fabricada en Turquía llamó la atención desde un principio por su diseño y por su relación precio/producto, por lo que finalmente se inició su comercialización tras medio año a la venta en su país de origen en otros países de Europa, eso sí, con el nombre de Fiat Tipo.

El Fiat Tipo 1.4 gasolina de 95 CV de la prueba de hoy es uno de esos coches que te dejan un buen sabor de boca. Por supuesto que hay coches en el mercado mucho más bonitos, rápidos, eficaces, amplios, equipados… pero, si tenemos en cuenta lo que cuesta este coche, te acabas enamorando de él. Con un precio de tarifa que no llega a los 15.000 euros y unas agresivas campañas de promoción que lo dejan justo por debajo de los 11.000 euros, no hay casi ningún coche en el mercado que ofrezca un interior así de espacioso, un equipamiento razonable y una carrocería con cierta gracia y estilo. Si dirigimos la mirada hacia modelos como el Dacia Logan, la calidad de fabricación del Fiat Tipo está a años luz, lo mismo que su diseño, tanto interior como exterior. Su principal rival es el Citroën C-Elysée, al que aventaja en algunos detalles y en frescura (al fin y al cabo, es casi 4 años más joven que su rival francés). El otro gran rival sería el Seat Toledo, que supera al Tipo en capacidad del maletero y practicidad (gracias al amplio portón trasero), pero con un precio que no puede competir si igualamos equipamiento y motorizaciones.

Esta versión con el motor de gasolina ofrece unos buenos consumos y su ausencia de ruidos y vibraciones proporciona más confort que en las versiones diésel, cuyos costes de mantenimiento son también mayores. Su único “pecado” es la falta de par provocada por la escasa cilindrada y la ausencia de sobrealimentación, lo que nos obligará a estar pendientes del cambio de marchas para no perder velocidad en las rampas y tomar precauciones en los adelantamientos.

Si buscas un coche honesto, que sea espacioso, cómodo para viajar, con un buen maletero y no quieres gastar mucho dinero, el Fiat Tipo de la prueba de hoy es uno de tus candidatos ideales.

Prueba del Fiat Tipo 1.4 Opening Edition gasolina 2016 37
Encontrar filigranas como ésta en un coche de bajo coste no es nada usual.

Uno no espera encontrarse detalles de estilo como los tiradores de las puertas cromados, la parrilla delantera en 3D, el techo con doble cúpula o los pilotos traseros con relieves en un coche de bajo coste como es el Fiat Tipo, pero ahí están y marcan una clara diferencia respecto a sus rivales, mucho más anodinos en este apartado.

Aunque estemos hablando de una berlina tradicional de 3 volúmenes, el Tipo resulta atractivo, especialmente en la vista frontal, con una calandra elegante, unos faros de grandes dimensiones (con una luz correcta pese a ser halógenos) y un capó con unas nervaduras que le dan continuidad a las dos “jorobas” del techo y que hacen que parezca más ancho de lo que en realidad es (mide 4,53 m de ancho, 1,79 m de ancho y 1, 5 m de alto).

Para mi gusto la parte menos lograda es la trasera, con unos pilotos demasiado pequeños para el tamaño del coche, dejando demasiada chapa a la vista y dándole un aspecto más pesado al diseño del Tipo.

La unidad de pruebas, con el acabado Opening Edition, monta unas atractivas llantas de aleación (difíciles de limpiar, eso sí) con unos neumáticos en una medida muy razonable de 205/55-16.

El coche transmite una buena sensación cuando estás a su lado. Los tiradores de las puertas se sienten robustos y los acabados son buenos. Escudriñando en las uniones de las distintas partes de la carrocería, las soldaduras tienen mucho mejor aspecto que en el Dacia Logan y se ve más cuidado en las zonas enmasilladas. Para nada parece un coche “low cost” y sorprende con detalles que encarecen bastante la fabricación de un vehículo y que, sin embargo, están cuidados en el Tipo.

Todos los detalles, en la galería de fotos del Fiat Tipo Opening Edition.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

2 Comentarios

jcl 25 abril, 2016

buena prueba, decir que también tiene voltimetro y termómetro del aceite dentro del display entre el velocímetro y tacómetro……….está claro que es un vehiculo “solo” para utilizarlo del punto A al punto B…..creo que para el próximo año podrían traer a España un 1.6 atmosférico de unos 110 cv y quizás un multijet 1.4 de 120 cv ya presente en algún vehiculo de la marca ( prestacional pero Gastón);buenas fotos como siempre un saludo.

Rubén Fidalgo 26 abril, 2016

Yo creo que un motor con un poco más de par sería la guinda, sobre todo para las versiones de gas, que serían lo ideal en nuestro mercado. Un saludo y gracias por tu comentario.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...