*

Prueba del DS3 Sport 1.6 HDi 120 CV 201657

Prueba del DS3 Sport 1.6 HDi 120 CV 2016

4 julio, 2016, modificada el 14 octubre, 2016 por

El DS 3 fue el primero en resucitar las míticas siglas de “la diosa” y sin embargo ha sido el último en recibir el lavado de cara y eliminar los chevrones del frontal tras la escisión de ambas marcas francesas. Aquí tienes lo que nos ha parecido en su versión diésel de 120 CV.

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 6

Bueno

Equipamiento 6

Bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Diseño atractivo
  • Consumos ajustados
  • Detalles de personalización

Mejorable

  • Ubicación de algunos mandos
  • Brillos del salpicadero
  • Pedales pequeños

Fue el primero en resucitar las letras de “la diosa francesa” y en lograr un éxito de ventas lo bastante importante como para que el Grupo PSA se plantease el crear una nueva marca a partir de él. Sin embargo, ha sido el último en ponerse al día e incorporar la nueva imagen de la marca DS, ya sin los chevrones de Citroën. Para comprobar qué tal le han sentado los cambios al “Mini parisino” sometemos a examen en Autocasion.com al DS3 1.6 BlueHDi de 120 CV con acabado Sport.

Los cambios estéticos realizados le han sentado bien al DS3, que ahora tiene más empaque y da la sensación de ser un coche de más categoría, especialmente con este nivel de acabado. El color oscuro de la carrocería (que combina el negro perla nacarado con el verde esmeralda) no le hace justicia en la galería fotográfica y esta unidad resulta más atractiva en directo de lo que parece en las imágenes.

Precisamente, una de las características de los DS3 es la amplia gama de colores y combinaciones disponibles (además de las series especiales). Es fácil conseguir el modelo que mejor encaje con nuestros gustos.

Dinámicamente es un coche de reacciones vivas si lo buscamos, con unos buenos frenos y con una potencia más que suficiente en el caso de la versión probada, con el motor 1.6 BlueHDi de 120 CV, que tiene una buena respuesta, aunque unos desarrollos algo más cerrados en la quinta y sexta marcha casarían mejor con el apellido Sport de esta versión.

En definitiva, se trata de un coche divertido, de diseño atractivo y con personalidad que, sin ser económico, sí tiene un precio más interesante que el de sus principales rivales “para caprichosos”.

 

Prueba del DS3 Sport 1.6 HDi 120 CV 2016, Rubén Fidalgo57
Casi todos los cambios se centran en el nuevo frontal, que le sienta bien al pequeño DS.

La mayoría de los cambios estéticos del nuevo DS3 se centran en el frontal, con un rostro completamente nuevo que, para mi gusto, es el mejor resuelto de la nueva marca DS. La “boca” trapezoidal con los chevrones ha dejado paso a una calandra con un atractivo marco cromado que sirve para “subrayar” los nuevos faros, más rasgados y con tecnología LED (y muy buena iluminación, por cierto).
Las siglas DS se pueden ver sobre el capó y en el centro de la nueva calandra, reafirmando su nueva identidad. Prácticamente, lo único que se ha conservado son las luces de marcha diurna (que también son LED) formando una especie de “paréntesis” en el frontal.
En la vista lateral sólo hay un cambio en este lavado de cara: los tapones de los bujes de las llantas. Siguen siendo del color que hayamos elegido para el techo y las carcasas de los retrovisores, pero ahora incorporan el logo “DS”.
La parte trasera tampoco cambia demasiado. Desaparecen los chevrones y la palabra “Citroën” de la chapa y aparece la denominación DS3 en el borde inferior derecho. El resto se mantiene, incluidos los grupos ópticos traseros LED con efecto 3D. Por cierto, los indicadores de dirección delanteros se suman a la moda “secuencial”, encendiéndose progresivamente, como una guirnalda.
Por lo demás estamos ante el mismo coche de siempre, con unas dimensiones compactas y un pilar B que marca gran parte de su carácter.
Las puertas son grandes y dejan un acceso cómodo al interior de las plazas traseras (si tenemos en cuenta que es un 3 puertas) gracias a que los asientos se deslizan hacia delante a la vez que se abate el respaldo.
Los acabados son correctos, pero con el nuevo diseño del frontal el DS3 parece estar mejor hecho que el anterior y con un aspecto más fino y elegante, pero sin perder un ápice de su estilo deportivo.
Intermitentes secuenciales en vídeo

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...