*

Presentación y prueba: Alfa Romeo Giulia

22 junio, 2016, modificada el 26 julio, 2016 por

El triunvirato alemán formado por Mercedes, Audi y BMW tiene motivos para echarse a temblar, Alfa Romeo ha regresado por todo lo alto al segmento de las berlinas con el nuevo Giulia, un modelo de diseño muy atractivo y corte deportivo.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 8

Notable

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Diseño
  • Postura de conducción
  • Tacto del cambio manual

Mejorable

  • Acceso a las plazas traseras
  • Sistema de infoentretenimiento
  • Sin mecánicas básicas de gasolina

La marca del Biscione presentó, coincidiendo con su 105 aniversario, el impresionante Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio, es decir, la versión más radical de su nuevo representante en el segmento D. Al contrario de lo que suelen hacer los fabricantes, la firma italiana mostró primero su modelo más prestacional y, ahora, un año después y tras verlas en el pasado Salón de Frankfurt, llegan al mercado las variantes más convencionales.

El grupo Fiat ha decidido apostar fuerte por Alfa Romeo y aquí el Giulia juega un papel clave, ya que es la primera piedra, sin contar el espectacular Alfa Romeo 4C,  de un proyecto que tiene previsto lanzar 7 nuevos modelos hasta 2020 entre los que se encuentran una berlina de mayor tamaño y dos SUV. El objetivo no es otro que relanzar la marca y, al contrario de lo sucedido con Lancia, recuperar el esplendor perdido o, al menos, aletargado estos últimos años.

A las marcas de coches les encanta tirar de archivo para sacar a relucir sus hitos del pasado, modelos con los que marcaron época o tecnologías en las que fueron pioneras,  y presumir con orgullo de tradición e historia. Pues bien, la marca italiana posee uno de los legados más ricos en el mundo de la automoción y a él ha recurrido para denominar a su nueva berlina. Con el Alfa Romeo Giulia, la firma rinde tributo a todo ese legado y una vez más vuelve hacer lo que mejor sabe: aunar tradición, belleza y sensaciones al volante.

El Alfa Romeo Giulia cuenta con un diseño que entra por los ojos, un interior que, salvo por algunos detalles, está a la altura de las circunstancias y un puesto de conducción y comportamiento que nos recuerda el ADN deportivo de la marca.

Con el punto de mira puesto en el triunvirato alemán (A4, Clase C y Serie 3), absoluto dominador de la categoría, y el Jaguar XE, el Alfa Romeo Giulia llega con los argumentos necesarios para plantarles cara y entrar de lleno en la batalla.

Las sensaciones, tras esta primera prueba del Alfa Romeo Giulia, son buenas. El coche puede pecar en algunos aspectos, pero es uno de esos vehículos que si te engancha, le perdonarás todo. El propietario lo defenderá a capa y espada y lo conducirá con una sonrisa. Yo me incluyo entre estos y, parafraseando a Henry Ford, solo puedo decir una cosa: “Cada vez que veo un Alfa, me quitó el sombrero”.

La nueva berlina de Alfa Romeo desembarca en los concesionarios con tres mecánicas diésel de 136, 150 y 180 CV y dos niveles de acabado, Giulia y Super. Además, habría que añadir la versión Quadriflogio que monta un espectacular bloque V6 firmado por Ferrari que alcanza los 510 CV de potencia. Más adelante, llegarán versiones con tracción total.

Precios del Alfa Romeo Giulia:

Alfa Romeo Giulia 2.2 JTDM 136 caballos Giulia: 33.150 euros
Alfa Romeo Giulia 2.2 JTDM 150 caballos Giulia: 34.550 euros
Alfa Romeo Giulia 2.2 JTDM 150 caballos Giulia automático: 37.050 euros
Alfa Romeo Giulia 2.2 JTDM 150 caballos Super: 36.050 euros
Alfa Romeo Giulia 2.2 JTDM 150 caballos Super automático: 38.550 euros
Alfa Romeo Giulia 2.2 JTDM 180 caballos Super: 37.850 euros
Alfa Romeo Giulia 2.2 JTDM 180 caballos Super automático: 40.350 euros
Alfa Romeo Giulia 2.9 V6 510 caballos Qaudrifoglio: 86.600 euros

 

Alfa Romeo Giulia.35
Alfa Romeo Giulia.

Las berlinas tradicionales de tres volúmenes son un segmento en decadencia debido, en gran medida, al empuje de los SUV. A mí, sin embargo, siguen siendo una de las carrocerías que más me suelen gustar y, a pesar del descenso de las ventas, en los últimos tiempos han llegado propuestas muy interesantes en el apartado estético. El Renault Talisman y el Audi A4 han sido los últimos en aterrizar en el mercado. Por otro lado, tenemos la vuelta del felino al segmento de las berlinas pequeñas con el Jaguar XE, la incombustible Serie 3 de BMW y el Mercedes Clase C.

Lo bueno de las versiones “normales” del Giulia es que, salvando las distancias, no desmerecen frente a la variante Quadrifoglio. Es decir, no será necesario recurrir a costosos kit estéticos para mejorar el exterior del vehículo.

Frente a todos estos modelos, el Alfa Romeo Giulia aporta el inconfundible sello personal de la marca italiana con un diseño muy atractivo que admite pocos reproches. En el frontal, nos encontramos la característica parrilla triangular de la marca, una constante desde hace más de 60 años, escoltada por dos generosas entradas de aire y unos faros de mirada muy deportiva.

En la vista lateral, el Alfa Romeo Giulia presenta una imagen muy fluida y dinámica en la que llama la atención el alargado y plano capó y los voladizos cortos. Desde el acabado de serie, monta llantas de aleación de 16 pulgadas y en el acabado superior, el que según la marca será el más demandado, llantas de 17 pulgadas.

La zaga es la parte que más me ha decepcionado. No es que no resulte atractiva, pero es demasiado “normal” para tratarse de un Alfa Romeo. Si echas la vista atrás y recuerdas, por ejemplo,  el 156 o 155, sabrás a lo que me refiero. Aquellos modelos tenían una vista trasera muy diferente de la competencia, eran diferentes y muy personales.

Pero un coche no es solo estética y, en este sentido, el nuevo Alfa Romeo Giulia no defrauda. Tienes la sensación de estar ante producto de calidad, no hay nada que desentone y, por ejemplo, el tacto de los tiradores de las puertas o el sonido al cerrar las puertas certifican que estamos ante un producto en el que se ha puesto cuidado a la hora de fabricarlo.

Por último, el Alfa Romeo Giulia mide 4,63 metros de longitud, 1,86 metros de ancho y 1,42 metros de alto. Además, cuenta con una generosa batalla de 2,82 metros, la más amplia del segmento, según los responsables de la marca.

Marcos Diego

Marcos Diego

Creció en un Lancia Delta, su primer coche fue un Alfa Romeo 156 y ahora conduce un Fiat Stilo. Hasta que llegue el momento de su inevitable marcha para sustituir a Sergio Marchionne a los mandos del gigante turinés, disfrutamos de él en Autocasión.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...