*

Primera prueba: Mitsubishi Space Star23

Primera prueba: Mitsubishi Space Star

10 septiembre, 2014, modificada el 11 septiembre, 2014 por

Los más veteranos recordarán el Mitsubishi Space Star, un monovolumen que poco tiene que ver con el pequeño urbanita que hereda su nombre. Pero, un momento, echamos un vistazo a su interior y… espacio, desde luego, tenemos a nuestra disposición. ¿Nos esperan más sorpresas?

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

6

6

7

8

8

7

Destacable

  • Espacio plazas traseras.
  • Equipamiento completo.
  • Precios (con ofertas) competitivos.

Mejorable

  • Aislamiento motor tres cilindros.
  • Entrega de fuerza del motor 1.2.

Si estabas esperando un monovolumen como el anterior Space Star, quizá te hayas sorprendido al ver este compacto, perteneciente al segmento A (si bien la marca pretende “arañar” también algunas ventas en el segmento B). Este Mitsubishi se vende con el nombre de Mirage en los mercados no europeos; cosas del marketing, pero yo prefería esta denominación de casino de Las Vegas, que no llama a confusión.

Sea como fuere, este “pequeñín” llega para ampliar la gama del fabricante japonés en nuestro país, lo que significa una apuesta que siempre es de agradecer. Digamos que llena el hueco que dejó el Colt y lo hace con una imagen seria, un comportamiento ágil en ciudad y un precio muy competitivo: 8.600 y 9.500 euros, respectivamente, para las dos únicas opciones del Space Star. ¿Son suficientes estas virtudes para plantar cara a sus rivales, muy consolidados ya en el segmento? Su completo equipamiento y la novedad de su imagen -está “poco visto” en las carreteras- son factores que pesarán a su favor.

Mitsubishi Space Star23
Las líneas curvas del frontal favorecen la aerodinámica del Space Star.

Cuando se presentaron las líneas del Mitsubishi Space Star ya vimos que los trazos enérgicos eran su fuerte. Al observarlo más de cerca, lo cierto es que este dibujo se suaviza: destacan los paragolpes, las luces diurnas, los faros antiniebla, los faldones laterales, las llantas de 14 y 15”… Todo hace pensar en robustez y, sin embargo, un coeficiente aerodinámico de 0,27 asegura que se mueve con fluidez en el aire.

En teoría, esto significa que el ruido del viento se reduce y que se optimiza el gasto de combustible. En la práctica, unos retrovisores enormes -que proporcionan una visibilidad excelente, eso sí- provocarán cierto rumor en el habitáculo cuando abandones la ciudad y ruedes a buen ritmo por las vías más amplias. Del consumo hablaremos en su apartado correspondiente, pero promete una sorpresa agradable.

Sus medidas compactas (3,71 m de longitud, 1,6 de anchura y 1,51 de altura), como corresponden al segmento A, ya nos dan una idea de que este urbanita va a desenvolverse muy bien entre el tráfico, pero nos preocupa el espacio para los pasajeros. Pronto descubriremos que nuestros temores son infundados.

Autor: Autocasión

2 Comentarios

Paco 10 septiembre, 2014

Estos coches pequeños me parecen todos iguales

jl 30 septiembre, 2014

coche muy interesante para recorridos por ciudad y circunvalaciones ; por estética me gusta mucho mas el “nuevo” Hyundai i10.Buena prueba y felicitaciones por ella.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...