*

Presentación y prueba: Porsche 718 Boxster27

Presentación y prueba: Porsche 718 Boxster

20 abril, 2016, modificada el 25 abril, 2016 por

El nuevo Porsche biplaza descapotable pasa de los propulsores atmosféricos a la tecnología turbo y lo hace con nota. Aunque algunos podrían esperar cierta decepción debido a este cambio, lo cierto es que la marca ha sabido hacer muy bien la transición entre ambos.

Nuestra valoración: 8,8 Sobresaliente

9

9

9

9

8

9

Destacable

  • Innovación exterior
  • Motores turbo
  • Espectacular chasis

Mejorable

  • Nostalgia atmosférica
  • Equipamiento de serie

Porsche comienza una etapa con los motores de cuatro cilindros y echa la vista unas décadas atrás, cuando estas mecánicas le hicieron campeón en multitud de categorías. Las políticas contra las emisiones han provocado que la marca alemana haya abandonado la tecnología atmosférica para reducir la cilindrada de sus motores y acompañarlos con sistemas turbo.

¿Esto es una decepción? Para nada. Es diferente, pero el gran trabajo de la marca hará que los aficionados a Porsche, quizá, se olviden de los atmosféricos muy pronto. Habrá dos versiones: el Boxster, con un motor bóxer de cuatro cilindros turbo de 300 CV y el Boxster S, que cuenta con 350 CV y un turbo de geometría variable.

Me ha parecido tremendamente sencillo de conducir: en todo su régimen de revoluciones, el coche tiene fuerza. Esto hace que estemos menos pendientes del cuentarrevoluciones y podamos disfrutar más de la marcha. También hará que los que se planteen adquirir la opción manual finalmente se atrevan, ya que las marchas ahora penalizan menos la conducción; se puede adquirir con un purista cambio manual de seis velocidades o con la espectacular caja automática PDK de siete marchas.

Su diseño exterior ha cambiado mucho: salvo el capó y la tapa del maletero, todos los elementos son nuevos. Su nueva zaga es muy atractiva, con una franja negra con la inscripción “Porsche” recorriéndola.

En cuanto a su interior, está muy cuidado: el coche es muy cómodo nada más sentarse, la altura interior es ideal y sus materiales son excelentes.

Sin duda resulta un buen coche para aquellos que se introduzcan en el mundo de los deportivos, incluso para los nostálgicos que echen de menos los motores atmosféricos.



Porsche 718 Boxster27
Nuevos faros con LED de posición de cuatro puntos

El nuevo 718 Boxster resulta un espectáculo para la vista. No hay más que fijarse en la gente cuando vas montado en él, que se gira con una sonrisa para admirarlo. Su nueva estética es algo más agresiva que la anterior, con multitud de líneas recorriendo el coche y una zaga que verdaderamente intimida. Su aspecto más ancho mejora su aspecto deportivo.

El diseño no resulta continuista, realmente parece un vehículo de nueva generación si observamos su exterior, aunque obviamente guarde cierto parentesco con el anterior. En este aspecto, el Porsche 718 Boxster aprueba con sobresaliente gracias a renovar la mayoría de sus piezas exteriores.

Sus nuevos faros con luces diurnas de cuatro puntos hacen que desde lejos se aprecie que estamos ante un Porsche. Aunque no son tan visibles y tan llamativas como las que equipa el Cayenne, por ejemplo, a nivel de diseño el coche gana puntos. Una vez encendidos, los de cruce (de serie lleva xenon, LED como opción) también impresionan.

Además, Porsche ha incorporado unos nuevos pilotos LED en la parte trasera muy distintivos: su forma de rayas horizontales hace que, al ir conduciendo por detrás de él, se aprecie claramente qué deportivo tenemos delante. En cuanto a imagen de marca, los alemanes han sabido diferenciarse con claridad respecto a sus competidores.

Ficha técnica del nuevo Porsche 718 Boxster

Mario Cortijo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...