*

Nuevo motor con 4 turbos para el BMW 750d con 400 CV4

Nuevo motor con 4 turbos para el BMW 750d con 400 CV

17 Mayo, 2016 por

Con nada menos que 4 turbos, el nuevo motor de 6 cilindros diésel del BMW 750d se posiciona como uno de los más potentes del mercado con sus 400 CV y 760 Nm de par. Además de la sobrealimentación, esta mecánica de 3 litros de cilindrada destaca por la presión de su sistema de inyección que alcanza los 2.500 bares.

Nuevo motor con 4 turbos para el BMW 750d con 400 CV4

El motor diésel más potente comercializado jamás por BMW, así es el corazón del nuevo BMW 750d que acaba de presentar la marca bávara. La nueva generación del motor diésel de seis cilindros más deportivo del mundo entrega una potencia máxima de 400 CV a 4.400 rpm. Sus características de rendimiento optimizado se reflejan en el aumento de par, que gracias a la escasa inercia de sus turbos, genera su par máximo rápidamente.

De hecho, el motor entrega más de 450Nm de par a solamente 1.000 rpm y consigue el máximo de 760 Nm entre 2.000 y 3.000 rpm. En general, los dos turbocompresores de baja presión y uno de los dos turbos de alta presión están funcionando permanentemente. Solamente al acelerar a fondo desde parada, los dos turbocompresores de baja presión se anulan mediante un sistema de control de aletas de su geometría variable. Esto permite que la presión de sobrealimentación se genere aún más rápidamente. El segundo turbocompresor de alta presión entra en juego una velocidad de aproximadamente 2.500 rpm.

Nuevo motor con 4 turbos para el BMW 750d con 400 CV4
Este es el protagonista de esta noticia.

El impulso alto y sostenido del motor y la transmisión de ocho velocidades Steptronic preparada para aprovecharlo al máximo, garantizan ese empuje instantáneo y feroz que solamente puede alcanzarse apretando el acelerador a mayores velocidades. El BMW 750d xDrive y el BMW 750Ld xDrive tienen una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h.

El nuevo motor de 3.0 litros con seis cilindros en línea se desarrolló sobre la base de la última generación de motores de BMW Group. Su tecnología BMW TwinPower Turbo incluye turbo multi-etapa con cuatro turbocompresores e inyección directa common-rail, cuya última actualización genera un exceso de presión máxima de 2.500 bar. Estas y otros puntos importantes en la tecnología han permitido mejorar la ya excepcional entrega de potencia, sacando más potencia y eficiencia al motor. El nuevo BMW 750d xDrive acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos (BMW 750Ld xDrive: 4,7 segundos) – una mejora de 0,3 segundos respecto a su predecesor. Gran parte de esta mejora dinámica se debe a la nueva forma del turbo, que ahora uno cuatro turbocompresores en lugar de los tres anteriores. Eso permite aumentar la potencia aún más rápidamente a velocidades de motor más bajas y, por tanto ofrece una respuesta increíblemente rápida a la presión del acelerador desde parada.

A ello se añade que el motor diésel más potente que ha ofrecido jamás BMW también destaca por un equilibrio y un ahorro de combustible sin parangón en ningún rival de este segmento de motor. Un aumento de 19 CV (5%) de entrega de potencia y de 20 Nm más de par se combinan con un 11% de reducción de consumo medio de combustible y emisiones respecto a su predecesor. El nuevo BMW 750d xDrive y el nuevo BMW 750Ld xDrive tienen un consumo combinado de combustible de entre 5,9 y 5,7 litros a los 100 kilómetros, mientras que las emisiones de CO2 son de 154 y 149 g/km.

Nuevo motor con 4 turbos para el BMW 750d con 400 CV4
El BMW Serie 7 destaca por sus prestaciones.

La última generación de la tecnología de inyección directa common-rail se encarga del suministro de combustible. Los inyectores piezoeléctricos (más rápidos de reacción, permiten más inyecciones en cada ciclo), cuya presión de inyección máxima se ha aumentado a más de 2.500 bar, aseguran una medición extremadamente precisa y la atomización fina del combustible. Como resultado, la eficiencia del motor ha aumentado y se han reducido las emisiones. La tecnología de tratamiento de gases de escape utilizada en el BMW 750D xDrive y el BMW 750Ld xDrive no sólo incluye un filtro de partículas diésel y el catalizador acumulador de NOX, que están situados en una carcasa combinada cerca del motor, sino también un sistema SCR (Selective Catalytic Reduction) con inyección AdBlue.

Otra característica nueva que no está presente en el motor anterior es la recirculación de gases de escape para la etapa de baja presión del sistema turbo, así como la etapa de alta presión. Esta medida aumenta la eficacia de los turbocompresores y, por tanto, de todo el motor. De esta forma, también se reducen los niveles de emisiones de óxido de nitrógeno con cargas elevadas. Para mejorar la eficiencia, el motor también emplea un sistema indirecto de refrigeración de aire de carga con mayor capacidad que la utilizada por el motor precedente, así como un enfriamiento adicional del compresor de la placa posterior para los turbocompresores de baja presión. La clave de este último es un circuito separado de baja temperatura – independiente del sistema de refrigeración del motor – que incluye intercambiadores de calor y una bomba de refrigeración eléctrica.

Esta nueva mecánica estará disponible en la red de concesionarios BMW a partir del mes de junio.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com