*

Nuevo BMW X4: toma de contacto23

Nuevo BMW X4: toma de contacto

18 julio, 2014, modificada el 21 julio, 2014 por

Si el X3 no satisface tu lado más deportivo y el X6 se aleja de tu presupuesto, puedes tener en el nuevo BMW X4 una alternativa interesante. ¿Qué nos ofrece este todocamino con rasgos de coupé?

Nuestra valoración: 8,2 Sobresaliente

9

8

8

8

7

9

Destacable

  • Comportamiento dinámico.
  • Diseño.
  • Consumos.

Mejorable

  • Introducción de motor menos potente.

Si alguien interesado en la compra de un coche nuevo echa un vistazo a la gama de BMW es difícil que no encuentre un modelo acorde a sus necesidades. La marca alemana posee una de las ofertas más amplias del mercado, y en esa filosofía de ofrecer un producto para cada cliente nace el protagonista de nuestra prueba: el BMW X4.

Hasta ahora, acceder a un BMW X6 estaba fuera del alcance de la gran mayoría, pero la firma ha tratado de poner solución a este inconveniente. Así, el X4 se sitúa un escalón de precios por debajo del todopoderoso X6, pero mantiene la esencia coupé y los rasgos de todocamino deportivo que caracterizan a su “hermano mayor”.

Basado en la plataforma del BMW X3, el X4 ofrece un comportamiento mucho más dinámico gracias a un centro de gravedad más bajo y una posición de los ocupantes más cercana al asfalto que aportan un extra de deportividad, sobre todo en carreteras reviradas.

El nuevo modelo germano está disponible con seis mecánicas, tres de gasolina y otras tantas de gasóleo, y todas las variantes cuentan de serie con la tracción total xDrive. Llama la atención como sus interesantes prestaciones no se traducen en un consumo de carburante excesivo, más aún si tenemos en cuenta que la versión de acceso ya supera los 1.800 kilos.

En definitiva, el BMW X4 se sitúa como una alternativa interesante para los que prefieran un extra de exclusividad y sobre todo de agilidad al ofrecido por el X3. Eso sí, la distinción se paga y aquí supone una media de alrededor de 4.000 euros más que en el mencionado X3.

23
La silueta del X4 es seductora.

El nuevo BMW X4 es perfectamente reconocible a la vista: no resulta tan “aparatoso” como un X6 ni tampoco tan “formal” como un X3. Sin duda, cuenta con personalidad propia. Para hacernos una idea de sus dimensiones apenas es 14 milímetros más largo que un X3, pero es 36 milímetros más bajo que éste.

Si observamos su frontal y siempre en comparación con el BMW X3, el diseño del paragolpes del X4 está pensado para acentuar la imagen potente y deportiva del modelo, con unas tomas de aire laterales más abultadas y unos pliegues en el faldón más marcados. Pero, como es lógico, el cambio más notable está en la vista lateral. Aquí, el techo comienza una caída acusada desde la posición del conductor y proporciona esa silueta coupé tan característica y similar a la del X6. Destaca también la línea que asciende desde el paso de rueda delantero hasta el tirador de la puerta trasera y que realza la cintura de este modelo.

El BMW X4 resulta atractivo en líneas generales y durante nuestra toma de contacto pudimos comprobar cómo atrajo la mirada de más de un curioso a su paso. Hay que reconocerlo, en BMW han sabido crear con acierto un X6 a escala.

Autor: Autocasión

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...