*

Mercedes-AMG E 63: un brutal deportivo vestido de etiqueta12

Mercedes-AMG E 63: un brutal deportivo vestido de etiqueta

27 octubre, 2016, modificada el 3 noviembre, 2016 por

La marca de la estrella acaba de desvelar el Mercedes Clase E más potente de la historia. Con 612 CV de potencia, la variante Mercedes-AMG E 63 S es capaz de alcanzar los 100 km/h en 3,4 segundos. Sencillamente, ¡espectacular!

Mercedes-AMG E 63: un brutal deportivo vestido de etiqueta12

Si la nueva generación del Mercedes Clase E se presentó en el mercado como el coche más inteligente del mundo en base a sus tecnologías de conducción autónoma, ahora, gracias a sus variantes Mercedes-AMG E 63 y Mercedes-AMG E 63 S puede presumir, también, de ser una de las berlinas más bestias del momento.

Sin más preámbulos, vamos a lo que realmente importa de este vehículo, el motor. El nuevo Mercedes-AMG E 63 S monta el mismo bloque V8 biturbo de 4 litros de cubicaje que se presentó en el precioso Mercedes  AMG GT, pero, en esta ocasión, la potencia se eleva por encima de la barrera de los 600 CV, por lo que supera en caballaje al tremendo Mercedes AMG R. Con 612 CV y 850 Nm de par máximo, el E 63 S es capaz de acelerar de 0 a 100km/h en 3,4 segundos y se convierte, de esta manera, en Mercedes Clase E más potente de la historia.

Por su parte, el Mercedes-AMG E 63 entrega unos también espectaculares 571 CV con un par máximo de 750 Nm, lo que le otorga una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos.

Ambas variantes, E 63 y E 63 S, incorporan el sistema de tracción integral variable AMG Performance 4Matic+. La distribución del par hacia el eje delantero y trasero es, por primera vez, completamente variable y se calcula de forma continua en base a las condiciones en las que se circula y a las decisiones del conductor. Gracias a este sistema de propulsión, el Mercedes Clase E más bestia de todos los tiempos puede pasar de forma inmediata de ser un tracción trasera puro a un vehículo con par en las cuatro ruedas.

El sistema de tracción integral variable ha permitido que el Mercedes-AMG E 63 incorpore un programa de conducción denominado “drift mode” que, como podrás imaginar, ayuda a realizar derrapes y es similar al del Ford Focus RS.

Otro de los elementos que convierten al Mercedes E 63 es un auténtico deportivo es el bloqueo de diferencial trasero mecánico que incorpora la variante de 572 CV y el bloqueo de diferencial trasero electrónico del E 63 S. Gracias a estos elementos, se reduce el deslizamiento de la rueda interior al tomar las curvas, sin necesidad de que tengan que intervenir los frenos.

Por último, como no siempre se va a rodar al límite, Mercedes ha montado en el Clase E más potente de todos los tiempos un sistema de desconexión selectiva de cilindros, con el que el motor es capaz de funcionar con solo cuatro cilindros y, por lo tanto, reducir de manera notable su nivel de consumo y emisiones.

Los nuevos Mercedes E 63 se mostrarán al público por primera vez en el próximo Salón del Automóvil de los Ángeles, pero para ir abriendo boca la marca ya nos ha dejado las primeras imágenes y un vídeo. ¡No te lo pierdas!

Vídeo del Mercedes-AMG E 63

 

Marcos Diego

Marcos Diego

Creció en un Lancia Delta, su primer coche fue un Alfa Romeo 156 y ahora conduce un Alfa Romeo GT. Hasta que llegue el momento de su inevitable marcha para sustituir a Sergio Marchionne a los mandos del gigante turinés, disfrutamos de él en Autocasión.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...