*

Los coches voladores de Dezso Molnar10

Los coches voladores de Dezso Molnar

17 mayo, 2016 por

Dezso Molnar es uno de esos personajes que se sale fuera de lo corriente. Desde su personalidad polifacética hasta sus preferencias en cuanto a medios de transporte. Aquí tienes un ejemplo de sus máquinas favoritas, verdaderos coches voladores.

Los coches voladores de Dezso Molnar10

Prácticamente desde que se inventó el automóvil y el aeroplano se ha soñado con poder unir ambas máquinas, un sueño que Dezso Molnar está empeñado en cumplir desde su infancia. Hace poco os hablamos del Terrafugia TF-X, un modelo que cada vez está más fácil de hacerse realidad y que ya está trabajando para lograr los permisos en EE.UU. para sus pruebas de vuelo.

Parece que el ser humano anhela todo aquello que no podemos hacer. Por desgracia infravaloramos la maravilla que es poder caminar y ansiamos despegar nuestros pies del suelo, ya sea en aviones o en artefactos como el patinete que levita ArcaBoard, inspirado en la saga de Regreso al Futuro.

Dezso Molnar no ha sido el único empeñado en poner alas a su automóvil y aquí nos cuenta cuáles son sus “coches voladores” favoritos:

Los coches voladores de Dezso Molnar Pitcairn AC-3510
El Pitcairn fue una realidad en los años 30.

El Moller SkyCar: es uno de los predilectos de Molnar y también uno de los que menos parecido tiene con un coche o con un avión. Para empezar, carece de alas como tal y su sustentación se logra principalmente por sus motores de chorro dirigible, que, además, aportan la posibilidad de realizar despegues verticales.

El Switchblade: es uno de los más veloces en carretera gracias a su aerodinámica, capaz de rozar los 160 km/h, aunque por ahora está en una fase muy previa de desarrollo.

El Caravelleair: este triciclo ya ha demostrado que es capaz de rodar por carretera, ahora falta rematar el desarrollo de sus alas plegables para que sean lo bastante compactas sin perder sustentación.

El Pal-V: este modelo es más un helicóptero capaz de rodar sobre las carreteras que un coche volador, pero el primer prototipo ya está en marcha y realizando pruebas en Holanda.

El Terrafugia: de este modelo ya te hablamos anteriormente. Se trata de un automóvil con alas desplegables para poder volar, lo que le confiere unas formas muy peculiares.

El Pitcairn AC-35: este vehículo está basado en el autogiro inventado por el español Juan de la Cierva. Además de volar y poder despegar de forma vertical, el Pitcairn AC-35 podía rodar por las arcaicas carreteras de los años treinta del siglo pasado.

El Zuck Plane Mobile: como la mayoría de los artefactos voladores de este artículo, en realidad se trata de una avioneta con la capacidad de plegar sus alas para poder rodar por carretera, algo que logró a finales de los años 50 del siglo XX.

El Maverick: no, no se trata del 4×4 de Ford desarrollado conjuntamente con el Nissan Terrano. Este artefacto es más bien una especie de buggy capaz de despegarse del suelo gracias a un parapente. La idea surgió ante la necesidad de tener que sortear distancias considerables por zonas donde las carreteras son precarias o inexistentes, como en algunos territorios africanos.

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...