*

El Hyundai Ioniq híbrido, a prueba28

El Hyundai Ioniq híbrido, a prueba

18 Mayo, 2017 por

El Hyundai Ioniq es la primera aventura de la marca coreana en el terreno de los vehículos propulsados por sistemas alternativos a los tradicionales motores de combustión. Con un diseño atractivo, un interior de calidad, un equipamiento muy completo y unos consumos bajos, el Ioniq se plantea como un durísimo rival para la referencia de la categoría, el Toyota Prius, al que, sobre todo por el cambio automático, supera en muchos aspectos.

Nuestra valoración: 7,3 Notable

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Consumo
  • Equipamiento
  • Cambio automático

Mejorable

  • Freno de estacionamiento de pie
  • Visibilidad trasera
  • Plaza central trasera

Con los ayuntamientos de las grandes ciudades buscando soluciones a los altos y perjudiciales niveles de emisiones, los tradicionales coches propulsados por motores de combustión interna están en el punto de mira y, en particular, los diésel que en un abrir y cerrar de ojos han pasado de héroes a villanos. Tras el largo período de dieselización en el que fabricantes e instituciones proclamaron a los cuatro vientos las bondades de las mecánicas de gasóleo en detrimento de los vehículos de gasolina, en la actualidad las preferencias de los consumidores están cambiando y los coches de gasolina están recuperando cuota de mercado. Sin embargo, donde antes era A o B, ahora tenemos, con los híbridos, los híbridos enchufables y los eléctricos, otro tipo de vehículos y sistemas de propulsión entre los que elegir.

Hyundai, al igual que el resto de marcas, se ha dado cuenta de que el mercado, o al menos una parte importante del mismo, demanda nuevas opciones de movilidad que sean ante todo eficientes y respetuosas con el medio ambiente. De hecho, ya son muchas las marcas que cuentan con al menos un modelo de estas características en su gama. La firma coreana no ha sido ni mucho menos pionera en este tipo de sistemas de propulsión alternativos, pero sí es cierto que ha realizado una fuerte inversión, que tiene un ambicioso plan estratégico a medio y largo plazo en cuanto a movilidad sostenible se refiere y que el Hyundai Ioniq es el primer modelo en el mundo en ofrecer tres alternativas distintas para su propulsión: la híbrida, la híbrida enchufable y la eléctrica.

Hyundai no lo ha apostado todo a una única carta porque no piensa que exista una única solución que pueda satisfacer las necesidades de todos sus potenciales clientes. De esta forma, ha decidido ofrecer un vehículo y tres sistemas para que sean los clientes quienes elijan la que mejor se adecue a sus circunstancias.

Para la prueba del Hyundai Ioniq, hemos contado con la que en principio será la variante más demanda, la híbrida. Con un diseño que huye de las estrambóticas líneas de algunos de sus rivales, un mecánica que cumple sobradamente, un interior amplio y de calidad y, sobre todo, unos consumos muy bajos, el Hyundai Ioniq se plantea como una magnífica opción para todos aquellos que quieran subirse al carro de los vehículos ecológicos, pero con “un coche de los de toda la vida”. Sí, esa es la principal virtud del Ioniq, los conductores no apreciaran, más allá del silencio que proporciona en modo eléctrico, ninguna diferencia con cualquier otro vehículo de combustión interna.

Rivales y precio del Hyundai Ioniq

El principal rival del Hyundai Ioniq por precio y características no es otro que el Toyota Prius, el primer vehículo híbrido producido en serie del mundo y que cuenta con cuatro generaciones a sus espaldas. Un escalón por encima, en cuanto a precio y calidad general se refiere, nos encontraríamos con el Lexus CT y, por debajo, el Toyota Auris híbrido. Además, el reciente Kia Niro, modelo con el que comparte plataforma y motores, también se plantea como una alternativa.

El precio del Hyundai Ioniq parte en 24.000 euros, aunque gracias a los descuentos y promociones que ofrece la marca se puede reducir el precio de salida hasta los 19.500 euros. Para la prueba del Hyundai Ioniq hemos contado con el acabado Style, el más alto de la gama y que incluye todo de serie, cuyo precio asciende hasta los 30.450 euros que, tras los descuentos, se queda en 25.950 euros.

Si quieres conocer más detalles del diseño, el motor, el comportamiento o el interior del Hyundai Ioniq, sigue leyendo la prueba.

Hyundai ha apostado por un diseño moderno, pero sin estridencias.28
Hyundai ha apostado por un diseño moderno, pero sin estridencias.

La virtud está en el término medio y eso es precisamente lo que han conseguido los diseñadores del Hyundai Ioniq: un coche atractivo, vistoso y moderno, pero no demasiado futurista o de líneas rompedoras que puedan causar esa dualidad amor odio entre el público. A diferencia de lo que sucede en su máximo rival, el Toyota Prius, los responsables del Ioniq no han creído que fuera necesario un diseño tan diferente para dejar claro que estamos ante una alternativa ecológica. Sí, se diferencia del resto de la gama de modelos de la marca, sobre todo en la zaga, pero lo justo y necesario para no caer en excentricidades.

El frontal es la parte más convencional del diseño, pero no por ello la menos atractiva. Cuenta con la ya característica parrilla de forma hexagonal que lucen los últimos modelos de la marca en la que solo encontramos un pero, el logo. Hyundai ha optado por esconder tras el emblema de la marca el radar de proximidad, por lo que ha tenido que emplear una pieza de plástico sin relieve que resulta poco estética. Se trata de una solución que ya hemos visto en otros modelos como el Jaguar F-Pace y que, la verdad, no parece la más adecuada desde el punto de vista estético. En la parte baja del paragolpes, nos encontramos con una moldura en azul eléctrico, exclusiva de la variante híbrida. Por su parte, los faros, en el acabado Style, son de xenón, mientras que las luces de circulación diurna emplean tecnología led.

La vista lateral se caracteriza por la línea descendente del techo y su ascendente y elevada línea de cintura, lo que otorga al vehículo cierto aspecto coupé que resulta muy atractivo. Con este acabado, el Hyundai Ioniq monta unas llantas de 17 pulgadas que dan cobijo a unos neumáticos de medidas 225/45 y cuyo diseño, pensado para obtener una menor resistencia, es poco agraciado, aunque esto es algo subjetivo, claro. En la zaga, la parte más atrevida, nos encontramos con una luneta partida en dos que dificulta la visibilidad desde el interior y unos pilotos con tecnología led.

Cuando Hyundai presentó este modelo en el Salón del Automóvil de Ginebra 2016, explicó que sus formas estaban muy condicionadas por la aerodinámica. Los ingenieros de la marca emplearon muchas horas en el túnel de viento para conseguir un coeficiente de resistencia al viento lo más bajo posible que contribuyera al máximo en la eficiencia del vehículo. Con un Cx de 0,24, el Hyundai Ioniq se sitúa entre los mejores, ya que el coche de producción con el mejor coeficiente aerodinámico es el Mercedes CLA que registra un Cx de 0,23. La parrilla activa que se abre y cierra de forma automática en función de las necesidades es uno de los elementos que ha contribuido, entre otros, a obtener tan buenos resultados en este aspecto. Eso sí, el Cx de 0,24 se consigue con las llantas de 16 pulgadas del acabado más básico, por lo que en la unidad de pruebas este valor es superior.

Por último, el Hyundai Ioniq mide 4,47 metros de largo, 1,82 metros de ancho y 1,45 metros de alto, por lo que es más corto que un Prius, pero más bajo y ancho.

Te puede interesar...

Marcos Diego

Marcos Diego

Creció en un Lancia Delta, su primer coche fue un Alfa Romeo 156 y ahora conduce un Alfa Romeo GT. Hasta que llegue el momento de su inevitable marcha para sustituir a Sergio Marchionne a los mandos del gigante turinés, disfrutamos de él en Autocasión.

1 Comentario

La Hyundai saca a prueba el coche híbrido Loniq | Energía16 18 Mayo, 2017

[…] Hyundai, se ha dado cuenta de que el mercado, o al menos una parte importante del mismo, demanda nuevas opciones de movilidad que sean ante todo eficientes y respetuosas con el medio ambiente. De hecho, ya son muchas las marcas que cuentan con al menos un modelo de estas características en su gama. La firma coreana no ha sido ni mucho menos pionera en este tipo de sistemas de propulsión alternativos, pero sí es cierto que ha realizado una fuerte inversión, que tiene un ambicioso plan estratégico a medio y largo plazo en cuanto a movilidad sostenible se refiere y que el Hyundai Ioniq es el primer modelo en el mundo en ofrecer tres alternativas distintas para su propulsión: la híbrida, la híbrida enchufable y la eléctrica,, según el portal web.  […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com