*

El futuro se llama Mercedes EQ13

El futuro se llama Mercedes EQ

17 octubre, 2016, modificada el 31 octubre, 2016 por

El Mercedes EQ es el último concept presentado por la marca alemana. Su sistema de propulsión eléctrica recurre a soluciones muy originales que pueden abrir una nueva forma de movilidad sostenible. Así son los detalles de este automóvil revolucionario y ecológico.

El futuro se llama Mercedes EQ13

Mercedes-Benz anuncia con Generation EQ el comienzo de una nueva era de la movilidad y una ofensiva en el mercado de los automóviles eléctricos. Este prototipo con la estética de un SUV coupé deportivo es el precursor de una generación completamente nueva de automóviles con propulsión eléctrica por batería.

Su propulsión se confía a dos motores eléctricos con una potencia combinada variable y ampliable hasta 300 kW (casi 403 CV) mediante un sistema modular de baterías, suficientes para asegurar un elevado dinamismo de conducción en combinación con la tracción integral permanente.

El Mercedes Generation EQ satisface todos los requisitos de una movilidad moderna y sostenible: una autonomía máxima de 500 kilómetros y todos los atributos propios de un turismo de Mercedes, como seguridad, confort, funcionalidad y conectividad. El habitáculo del vehículo muestra asimismo soluciones innovadoras, en especial una concepción revolucionaria del espacio interior.

Presentado como estreno mundial en el Salón del Automóvil de París es el precursor de la nueva marca EQ, que englobará productos de Mercedes-Benz para la movilidad eléctrica. Las siglas EQ aluden a la “inteligencia eléctrica” y se derivan de los dos valores que representa la marca Mercedes-Benz: emoción e inteligencia.

Para Mercedes-Benz, la movilidad del futuro se apoya sobre cuatro pilares: Connected, Autonomous, Shared y Electric (interconectada, autónoma, compartida y eléctrica). ‘Generation EQ’ es expresión de todos estos aspectos”, comenta Dieter Zetsche, presidente de la Junta Directiva de Daimler AG y responsable de Mercedes-Benz Cars. “Los automóviles exentos de emisiones son el futuro de la movilidad. Pero nuestra nueva marca EQ va mucho más allá de la mera realización de un vehículo eléctrico. EQ da nombre a un ecosistema eléctrico de gran extensión, que abarca tanto servicios como tecnologías e innovaciones.

Nueva plataforma para modelos eléctricos

El futuro se llama Mercedes EQ 913
Los modelos eléctricos de Mercedes tomarán como base esta nueva plataforma.

La nueva generación de vehículos eléctricos se basará en una arquitectura común, desarrollada específicamente para la propulsión eléctrica por batería. Esta arquitectura permite ampliaciones a escala en todos sus aspectos y podrá utilizarse con independencia del modelo. La batalla, el ancho de vía y todos los demás elementos del sistema, especialmente las baterías, son variables gracias al sistema modular de componentes.

La concepción del vehículo está optimizada para satisfacer plenamente las expectativas a una familia avanzada de vehículos eléctricos por batería. La arquitectura básica es idónea para  SUVs, berlinas, coupés y turismos con otros tipos de carrocerías.

Al igual que sucede con los últimos modelos de serie de Mercedes-Benz, la estructura del vehículo se basa en una combinación inteligente de varios materiales, formada por acero, aluminio y fibra de carbono. Esto permite cumplir de manera óptima con los requerimientos de construcción ligera, estabilidad y  eficiencia de costes.

Diseño específico para los Mercedes eléctricos

El futuro se llama Mercedes EQ 1013
Todos los modelos eléctricos de Mercedes tendrán detalles específicos de diseño.

Generation EQ es hot y cool“, comenta Gorden Wagener, jefe de diseño en Daimler AG. “Su fascinación se deriva de una nueva interpretación de nuestra filosofía de diseño, expresada por el término claridad sensual, que apunta a una nueva estética, vanguardista, moderna e independiente para los vehículos eléctricos. Al mismo tiempo, la reducción del diseño del visionario showcar a sus elementos básicos seduce por su actualidad.”

La forma básica del Mercedes Generation EQ conjuga los genes de un SUV con el carácter dinámico de un coupé y con una zaga que reproduce los rasgos de un Shooting Brake. El habitáculo bajo y estilizado es la clave de sus proporciones puristas y vigorosas. Los rasgos de la nueva generación de vehículos eléctricos se aprecian en la suave transición entre el capó negro brillante, el parabrisas y el techo panorámico tintado oscuro, que crea un atractivo contraste con la pintura de color Alubeam plata.

El cuerpo de la carrocería con juntas apenas perceptibles, limpiaparabrisas ocultos, cámaras en vez de retrovisores exteriores y la renuncia a manillas convencionales en las puertas contribuyen a subrayar la silueta dinámica y estilizada. El resultado es una armónica unión de SUV y coupé con una baja resistencia aerodinámica. Los rasgos nítidos de la vista lateral, los hombros anchos y grandes llantas de aleación de 21 pulgadas generan dinamismo, aún antes de arrancar el motor.

El conductor es el protagonista

El futuro se llama Mercedes EQ 213
El puesto de mando se orienta claramente hacia el conductor.

La configuración del puesto de conducción envolvente en torno al conductor favorece un manejo sencillo, basado en elementos y superficies táctiles. Los nuevos rasgos de diseño de los vehículos eléctricos reproducen sistemáticamente en el habitáculo algunos recursos estéticos del exterior. El tablero de instrumentos con la amplia pantalla flotante “widescreen” presenta un diseño asimétrico y se adapta a la perfección a las necesidades del conductor. La innovadora experiencia digital del usuario que transmiten los controles del Generation EQ es muy diferente de la habitual en los sistemas de accionamiento actuales y permite entrever lo que será en el futuro la User Interaction en Mercedes-Benz.

El interior del Generation EQ es expresión de lujo moderno. Esto se refleja sobre todo en una interfaz de usuario completamente nueva que conjuga emoción con inteligencia y facilidad de uso y que renuncia a interruptores y teclas convencionales. Una excepción es el mando característico de Mercedes para el ajuste eléctrico de los asientos. En dos de los tres radios estrechos del volante se han previsto Touch Controls, integrados en visualizadores OLED (organic light emitting diode o diodos luminosos orgánicos). Estos componentes muestran iconos y símbolos en los menús correspondientes; gracias a la función táctil, el conductor puede navegar por los distintos menús y confirmar su selección con un simple clic.

El futuro se llama Mercedes EQ 313
La tecnología se aprecia en cada detalle del diseño del EQ.

La pantalla TFT  widescreen de 24 pulgadas (53 x 11 cm) con alta definición presenta con elevada calidad en el campo visual del conductor todas las informaciones relevantes como velocidad, autonomía, datos del recorrido e informaciones para la navegación, incluyendo mapas de carreteras. Una innovación importante es la libertad de configuración de que disfruta el conductor, que puede elegir entre una exposición muy sucinta de la información y otra más compleja, incluyendo todos los pasos intermedios. En función de sus preferencias y las circunstancias puede optar por una exposición diáfana con baja densidad de información o una visualización con más contenido.

La densidad de información del visualizador digital puede aumentarse paso a paso, desde una simple indicación digital hasta un cuadro de instrumentos con uno o dos tubos y datos detallados, por ejemplo, acerca de la velocidad y la autonomía. Estas indicaciones de estructura modular permiten personalizar los contenidos y su exposición en el visualizador. Otra característica de este atractivo diseño de interfaz de usuario es la diversidad cromática, con tonalidades electric blue, blanco y oro rosa. El contenido de los instrumentos varía su color en función del modo de marcha o el proceso de carga y permite de ese modo una captación rápida e intuitiva de la información.

La consola central enmarcada en color oro rosa parece flotar libremente en el espacio. Carece de elementos de mando mecánicos, que se sustituyen por superficies sensibles al tacto. Al igual que sucede con los Touch Controls en el volante, el conductor no tiene más que mover un dedo sobre la consola para manejar la climatización automática o el sistema de información y entretenimiento. Este nuevo Mercedes renuncia a retrovisores convencionales en el exterior. En su lugar se utilizan cámaras, que proyectan imágenes sobre el tráfico en visualizadores integrados en las puertas. Tanto las manillas de las puertas como los elevalunas eléctricos se manejan utilizando elementos sensibles al tacto.

El futuro se llama Mercedes EQ 813
La configuración es de 4 plazas independientes.

El Mercedes Generation EQ está equipado con cuatro asientos individuales. El volumen reducido, la sensación etérea y el diseño vanguardista del acolchado de los asientos transmiten levedad. Altavoces integrados en los reposacabezas son la clave de una experiencia acústica individual. El cuero de los laterales de los asientos es de color blanco luminoso y la perforación con efecto de «lluvia de píxeles» permite ver el fondo de partículas en oro rosa. El tapizado de la sección central de los asientos en color deep-brown con pespunteado en original efecto de placas de circuito impreso genera un sugestivo contraste. Los monitores TFT del equipo de entretenimiento para las plazas traseras están integrados en los respaldos de los asientos delanteros.

Nace una nueva marca en Mercedes: EQ

El futuro se llama Mercedes EQ 1113
Las siglas EQ serán las encargadas de dar nombre a los futuros modelos eléctricos de la estrella alemana.

EQ configura un ecosistema completo para la movilidad eléctrica, formado por productos, servicios, tecnologías e innovaciones. Aquí se incluyen conceptos tan diversos como los vehículos eléctricos, los wallboxes, los servicios de recarga y los acumuladores de energía domésticos. Mercedes-Benz comercializará en el futuro vehículos con propulsión eléctrica por batería bajo la marca EQ. Estas siglas aluden a la «inteligencia eléctrica» y se derivan de dos valores fundamentales la marca Mercedes-Benz: emoción e inteligencia. La nueva marca no se limita al vehículo propiamente dicho sino que comprende todos los aspectos esenciales que percibe el cliente en relación con la movilidad eléctrica. Los futuros modelos representan la esencia de la electromovilidad moderna. Esto supone una combinación de diseño sugestivo e inteligente con un extraordinario placer de conducción, elevada idoneidad para el uso diario y máximo nivel de seguridad.

El prototipo próximo a la producción en serie Generation EQ es el pistoletazo de salida para una nueva arquitectura de vehículos con propulsión eléctrica por batería común a todos los futuros modelos. Dieter Zetsche: “El smart eléctrico fue un pionero de la conducción eléctrica en la fecha de lanzamiento, 2007. Ahora anunciamos definitivamente el comienzo de una nueva era. Estamos preparados para iniciar una ofensiva de electromovilidad que incluya todos los segmentos del mercado de turismos, desde los modelos compactos hasta la gama de lujo.”

El futuro se llama Mercedes EQ 1213
Por supuesto, contará con tecnología de recarga inalámbrica.

El inventor del automóvil introduce un nuevo diseño luminoso en el exterior y en el interior para los futuros vehículos eléctricos con estrella. Un elemento distintivo del Generation EQ es la parrilla frontal Black Panel. En este componente con acristalado de una sola pieza se integran la estrella Mercedes iluminada en blanco y todos los componentes del sistema de alumbrado. El marco iluminado en color azul interpreta de un modo completamente nuevo la parrilla del radiador característica de Mercedes. Componentes iluminados de LED y fibra óptica en color electric blue recrean un escenario luminoso con sugestivos acentos cromáticos.

La banda luminosa en el contorno del Black Panel es otro rasgo específico de este nuevo concepto de automóvil. Aquí se integran los faros LED blancos de alta luminosidad. En la vista lateral, la silueta fluida del techo y la línea de cintura enmarcan la base de la cámara que sustituye a los retrovisores. La moldura de adorno cromada del techo con aplicaciones en oro rosa y los radios de las llantas de 21 pulgadas transportan al exterior elementos estéticos del habitáculo.

Los diseñadores de Mercedes han configurado también de nuevo las luces traseras. Estos componentes asumen el contorno del Black Panel y están enmarcados por un elemento de LED y fibra óptica en electric blue que cambia a rojo durante la marcha y ejerce así la función de piloto trasero. La estrella Mercedes en el centro de la zaga está iluminada asimismo en color blanco. De forma similar al frontal, también aquí varía el color de los elementos luminosos a naranja cuando el conductor acciona los intermitentes.

El futuro se llama Mercedes EQ 113
La iluminación juega un papel fundamental en el nuevo Mercedes EQ.

En el momento en que el conductor se acerca a su automóvil se activa el sistema de alumbrado, que le saluda con un juego específico de luces en el interior. La luz digital en el revestimiento perforado del interior de las puertas completa el escenario de bienvenida. Una vez que el conductor ha tomado asiento, el

ambiente luminoso cambia de color a electric blue. Las luces en las puertas y en los asientos incrementan lentamente su intensidad. Poco a poco aparece en el visualizador widescreen la indicación sobre el nivel de energía disponible. En el mapa del sistema de navegación se muestran todos los destinos que pueden alcanzarse con la carga actual de la batería.

La iluminación de ambiente adaptativa contribuye a crear un entorno especial de bienestar a bordo del Generation EQ. Se han previsto elementos de luz en la banda luminosa por debajo del parabrisas, en los difusores de aire laterales y centrales, en los asientos, en las manillas y en el revestimiento interior de las puertas, en la consola central y en torno a la estrella Mercedes en el volante.

Generation EQ es un vehículo de altas prestaciones gracias a sus dos motores eléctricos —uno en el eje delantero y otro en el eje trasero— y su batería integrada en el piso del vehículo. La base se elevado dinamismo y su gran seguridad, es la tracción integral eléctrica con distribución variable del par entre los dos ejes. También contribuye a ello la disposición de la batería a baja altura en el piso del vehículo, entre los dos ejes. Un total de 300 kW (403 CV) en la versión más potente del equipo de propulsión y un par motor máximo de hasta 700 Nm permiten al nuevo concept acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos. En combinación con la gestión inteligente de propulsión de Mercedes-Benz, Generation EQ alcanza una autonomía de hasta 500 km.

Para la implementación de este concepto en modelos de serie se cuenta con la competencia de los equipos internos de desarrollo y de producción de Mercedes-Benz. También están disponibles los componentes modulares de la estrategia de sistemas alternativos de propulsión del grupo, que pueden incorporarse en distintas series de modelos. A esto se suma el acceso directo a los componentes clave para la movilidad eléctrica. La batería de iones de litio de alta eficiencia procede de una empresa filial de Daimler, la Deutsche ACCUMOTIVE. Gracias a su concepción modular, los innovadores sistemas de baterías pueden alcanzar una capacidad total de más 70 kWh en función del modelo.

Por supuesto, al tratarse de un automóvil de la siguiente generación, se beneficia de las tecnologías de carga de la nueva generación. El vehículo puede cargarse en el propio garaje, por inducción o conectándolo a un wallbox, y está también preparado para la carga rápida. En el futuro, los acumuladores de energía de Mercedes-Benz podrán configurar una simbiosis ideal con los sistemas inalámbricos de carga por inducción o con un wallbox. Los edificios que dispongan de una instalación fotovoltaica propia y almacenen la electricidad de origen solar sobrante en un acumulador de energía de Mercedes-Benz se benefician de la posibilidad de repostar «electricidad verde» con independencia del mercado eléctrico.

Con el fin de reducir el tiempo de carga se introducirá en breve la carga rápida mediante el Combined Charging System (CCS). El estándar europeo de recarga hará posible una carga rápida con una potencia mucho mayor que la habitual en la actualidad. Hoy en día es posible una potencia de carga de 50 kW o, en algunos casos, hasta 150 kW. A medio y a largo plazo está previsto operar con una potencia de carga de hasta 300 kW. De ese modo es posible acumular en sólo cinco minutos la electricidad necesaria para recorrer 100 kilómetros sin emisiones directas.

Lo último en asistencia a la conducción

El futuro se llama Mercedes EQ 413
Este concept va un paso más allá en materia de seguridad pro-activa.

Como es natural, Generation EQ está equipado también con los sistemas de asistencia a la conducción más recientes de Mercedes-Benz. Gracias al material cartográfico de alta precisión de HERE, los sistemas de EQ conocen entre otros datos el radio exacto de las curvas de las carreteras y la ubicación y las dimensiones de una rotonda. Esto permite al vehículo regular automáticamente la velocidad y el dinamismo, lo que aumenta el confort y facilita la tarea del conductor. Esta función de EQ es un paso adelante en la hoja de ruta para una conducción autónoma, sin merma de seguridad y siempre en conformidad con el marco legislativo. Un aspecto de especial interés es la interacción optimizada entre los distintos componentes. Los ingenieros denominan a esta técnica «fusión de sensores» y describen con este término la combinación inteligente de datos procedentes de distintos sensores. Según estimación de los especialistas de Mercedes-Benz, este es uno de los requisitos más importantes para poder ofrecer una conducción automatizada.

Pero los ingenieros van un paso más adelante. Generation EQ dispone de la llamada tecnología Car-to-X, de modo que puede intercambiar información con la infraestructura y con otros vehículos. Con ello se crea la base ideal para una serie de funciones nuevas de asistencia que completan los sistemas actuales y que suponen un paso adicional en la vía que lleva a un tráfico sin accidentes. Una información de gran utilidad para el conductor es la existencia de puntos de carga en su entorno. En el momento en que Generation EQ se da cuenta de que no es posible alcanzar el destino del viaje con la carga actual de la batería, informa al conductor haciendo uso de las opciones correspondientes en el mapa de navegación.

Pero la interfaz digital no se limita a esta información gráfica. Otra función destacada es la vista urbana en 3D de gran detalle y un diseño vanguardista. La base técnica para ello es la plataforma de información cartográfica de HERE. Con su ayuda es posible destacar en el mapa restaurantes, tiendas o atracciones mediante la búsqueda de puntos de interés. Los demás edificios se muestran en un segundo plano.

El futuro se llama Mercedes EQ 1413
Todo está pensado para combinar eficiencia, tecnología y facilidad de uso.

Una de las prioridades en la configuración de los nuevos mapas de HERE es la reducción de la complejidad visual durante la marcha. Es decir, el conductor ve solamente los edificios y las informaciones relevantes para la navegación. Aquí se aprecia una interacción poco común entre el puesto de conducción y el mapa: los edificios en el mapa reflejan la iluminación de los instrumentos. Al mismo tiempo, la representación cartográfica muestra algunas funciones de los vehículos eléctricos del futuro. Por ejemplo, se informa al conductor de la ubicación de las estaciones de carga, así como de las posibilidades de carga por inducción a lo largo de la ruta. La detallada información incluye también una visualización del consumo actual de energía a lo largo del trayecto recorrido.

El objetivo perseguido durante el desarrollo de la interfaz de usuario era proporcionar una asistencia ideal al conductor. Por ejemplo, para que pueda aprovechar del mejor modo posible la energía almacenada en las baterías y alcanzar la mayor autonomía viable. El innovador indicador de consumo instantáneo transmite al conductor indicaciones acerca de su estilo de conducción y le muestra posibilidades para ahorrar energía.

También es posible crear estímulos adicionales para el conductor. Una indicación en el visualizador widescreen señaliza que la autonomía actual es suficiente, no sólo para llegar al destino elegido, sino incluso para dar un pequeño rodeo y visitar de forma espontánea a un amigo. Además, el conductor puede acumular una bonificación en forma de kilómetros si utiliza de forma razonable y eficiente la batería de propulsión. Una función similar a la conocida de los modelos actuales. Un detalle especial: mediante los kilómetros extra acumulados es posible mostrar a los ocupantes qué atracciones o ciudades de interés turístico pueden alcanzar desde su ubicación actual gracias a su estilo económico de conducción.

El Mercedes EQ en vídeo

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com