*

Fiat 124 Spider Lusso, probamos el roadster italiano32

Fiat 124 Spider Lusso, probamos el roadster italiano

14 Febrero, 2017, modificada el 15 Febrero, 2017 por

La prueba del Fiat 124 Spider nos ha servido para confirmar que no hacen falta muchos caballos ni un precio al alcance de unos pocos afortunados para disfrutar al volante. El nuevo biplaza descapotable de Fiat, que retoma una denominación histórica, ofrece diversión y estilo a un precio ajustado.

Nuestra valoración: 7,3 Notable

Diseño 8

Notable

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 8

Notable

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Precio
  • Tacto del cambio
  • Equilibrio entre confort y eficacia

Mejorable

  • Huecos portaobjetos
  • Volante sin ajuste en profundidad
  • Parasoles sin luz

Injustamente desacreditada por muchos, Fiat puede presumir de ser una de las marcas de coches más antiguas del mundo. Fundada en 1899, la Fábrica Italiana de Automóviles de Turín se ha caracterizado por la producción de modelos prácticos y asequibles, pero también es cierto que en su larga trayectoria ha habido espacio para vehículos dignos de aparecer en los libros de historia del automovilismo, como, por ejemplo, el Fiat Mefistofele que batió el récord de velocidad en 1924, el Fiat Dino o el Fiat 8V. Además, y aunque a algunos les pueda sonar raro, Fiat ha contado con varios modelos tipo spider: Fiat Pininfarina, 850 Spider, Barchetta…. Hoy traemos al último exponente de la marca en estas lides, el Fiat 124 Spider, un modelo con el que la marca vuelve a ofrecer diversión y estilo a un precio más que razonable.

Tras la completa adquisición del grupo estadounidense Chrysler Group LLC, el conglomerado FCA (Fiat Chrysler Automobiles) resultante se ha convertido en el séptimo fabricante mundial de automóviles. Bajo el manto de este grupo, nos encontramos con marcas tan dispares como Lancia, Jeep, Alfa Romeo, Dodge, Ferrari… Cuando se dispone de un abanico de marcas tan amplio, parece lógico que cada firma encamine sus pasos hacia un tipo de vehículos, gama de precios y público. En este sentido, parecía más razonable haber resucitado el Alfa Romeo Spider, un coche mítico, y no el 124 Spider, pero todo tiene su porqué.

A pesar de que el grupo FCA pretende relanzar la marca del biscione con modelos como el 4C, el Giulia o el reciente Stelvio, el Fiat 124 Spider nunca podría haber sido un modelo de Alfa Romeo, aunque encaja a la perfección con la filosofía de la marca, por la sencilla razón de que no se fabrica en Italia. Sergio Marchionne ha declarado en varias ocasiones que un Alfa Romeo se debe fabricar en Italia y tiene que contar con un motor italiano, afirmación que, por el momento, se está cumpliendo a rajatabla. Además, existe otra razón: el mercado americano vuelve a tener mucha importancia para Fiat y el 124 Spider original fue un éxito al otro lado del Atlántico, donde se quedaron, aproximadamente, un 80% de las unidades producidas.

En un movimiento muy inteligente, Fiat ha vuelto al segmento de los roadster tomando como punto de partida el Mazda MX-5, lo que supone contar con una base brillante, más que probada y efectiva. De hecho, el Fiat 124 Spider se fabrica en la factoría de Mazda en Hiroshima, lugar al que Fiat envía los motores para su ensamblaje. Esto no quiere decir que se trate del mismo coche, ni mucho menos, ya que los italianos le han dado su toque personal y el resultado es un coche muy distinto, además de en diseño, en carácter. El Mazda MX-5 es un roadster puro que cuenta con un motor atmosférico y unas suspensiones más duras que harán las delicias de los más puristas, mientras que el Fiat 124 Spider tiene una orientación más de coupé, de coche efectivo pero cómodo.

Precio y rivales del Fiat 124 Spider

Si eres de los que todavía da más importancia a las sensaciones que al sistema multimedia, el Fiat 124 Spider puede ser el candidato ideal: perfecto para el día a día, ágil para afrontar con diversión y seguridad un revirado tramo de montaña y cómodo para un tranquilo paseo de domingo a cielo descubierto. Si a esto le sumamos un precio que no llega a los 30.000 euros, pocos rivales podemos encontrarle en el mercado más allá de su primo hermano el Mazda MX-5. Si prescindimos del techo de lona descapotable, el Subaru BRZ y el Toyota GT86 son dos magníficas alternativas.

La vista lateral del Fiat 124 Spider resulta muy elegante.32
La vista lateral del Fiat 124 Spider resulta muy elegante.

En líneas generales, las marcas japonesas se caracterizan por diseños muy barrocos de líneas futuristas, mientras que los italianos se decantan por la elegancia y proporciones clásicas con un gusto muy refinado. Para comprobar esta afirmación, no hace falta más que echar un vistazo al Mazda MX-5 y Fiat 124 Spider. Sobre la misma plataforma se han diseñado dos carrocerías completamente  distintas y que representan a la perfección ambas filosofías.

Elegir uno u otro dependerá de los gustos de cada uno. Si me preguntaran a mí, la respuesta sería clara: Fiat 124 Spider. La firma de Turín ha mirado al pasado para actualizar su legado y el resultado ha sido un coche con cierto regusto clásico que cuenta con el savoir faire del modelo original de 1966 diseñado por Tom Tjaarda, el holandés responsable de otro modelo mítico como el De Tomaso Pantera.

En el frontal, los faros redondeados y la parrilla hexagonal tratan de captar la esencia del modelo original, al igual que las ópticas traseras o el logo sobre la tapa del maletero. Uno de los detalles más controvertidos del diseño del Fiat 124 Spider es la antena fija de la radio. A mí, personalmente, me gusta, ya que me recuerda a los coches clásicos, aunque, para mejorar esa impresión, habría sido mejor optar por un acabado cromado e incluso un mecanismo retráctil que la ocultara al apagar el coche.

La unidad de pruebas del Fiat 124 Spider contaba con el acabado Lusso, el más alto de la gama, que se distingue en su exterior por equipar unas llantas de aleación de 17 pulgadas, doble salida de escape cromada y el marco del parabrisas en color aluminio y en combinación con los arcos antivuelco situados tras los reposacabezas de los asientos. Bajo mi punto de vista, el color blanco para la carrocería no es la mejor opción, ya que el marco plateado no resalta de igual forma y, además, no combina bien con el color camel de la tapicería de cuero. En este sentido, opino que es más recomendable la tapicería de piel en negro, si se opta por el blanco para el exterior o, aún mejor, decantarse por un color oscuro para la carrocería y combinarlo con la tapicería en camel. En cualquier caso, es una cuestión de gustos.

El techo de lona del Fiat 124 Spider es de accionamiento manual y se coloca de manera rápida y sencilla en apenas unos segundos, pero, aunque su ajuste es bueno, no proporciona el mejor aislamiento del ruido y del frío. Este tipo de capotas tienen varias ventajas frente a los techos duros retráctiles y automáticos: roban menos espacio al maletero, son más rápidas, están menos expuestas a las averías y son más baratas.

Cómo se abre y se cierra la capota del Fiat 124 Spider

En cuanto a los acabados y calidad constructiva, no hay queja posible. El Fiat 124 Spider transmite la sensación de estar ante un producto bien hecho en el que no se ha dejado nada al azar y todo encaja a la perfección. Las juntas de la capota o la sensación de robustez de las puertas al abrir y cerrarlas son buena muestra de ello.

El Fiat 124 Spider mide 4,05 metros de longitud, es decir, 13 centímetros más que su homólogo japonés.

Te puede interesar...

Marcos Diego

Marcos Diego

Creció en un Lancia Delta, su primer coche fue un Alfa Romeo 156 y ahora conduce un Alfa Romeo GT. Hasta que llegue el momento de su inevitable marcha para sustituir a Sergio Marchionne a los mandos del gigante turinés, disfrutamos de él en Autocasión.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com