*

BMW M4 GTS: un placer para los sentidos25

BMW M4 GTS: un placer para los sentidos

7 Octubre, 2015 por

La división deportiva de BMW ha creado un monstruo de prestaciones espectaculares. Además de ello, la marca bávara ha trabajado en aligerar el vehículo, basado en el M4 Coupé, por lo que la potencia es aún más notoria.

BMW M4 GTS: un placer para los sentidos25

Si pensabas que BMW había hecho una versión espectacular del Serie 4 cuando lanzaron la versión M, espera a ver este último bólido que se ha sacado la división deportiva GmbH de la chistera. Desde Munich con amor, llega el BMW M4 GTS, aunque solo para 700 agraciados, ya que se trata de una edición especial.

Sus tremendas prestaciones le permiten completan el circuito de Nürburgring-Nordschleife en 7:28 minutos. Con sus 3.000 cc, tiene una potencia de 500 CV y un par motor de 600 Nm, unas cifras que no impiden que su consumo sea muy similar al M4 Coupé (8,3 l/100 km). Pasa de 0 a 100 km/h en apenas 3,8 segundos y, con corte electrónico, alcanza la friolera de los 305 km/h.

Estas prestaciones se dan gracias a una novedosa inyección de agua que solo lleva este modelo que además cuenta con una caja de cambios M de siete velocidades y doble embrague (M DKG). Por otro lado, este M4 GTS calza unas llantas exclusivas de diseño 666 M y equipa unos neumáticos Michelin Super Pilot 2. Su grosor varía en función del eje; las gomas delanteras son de 265/35 R19, mientras que las traseras son de 285/30 R20.

Los materiales ligeros permiten que la tremenda potencia del coche sea más palpable. BMW M ha logrado limitar el peso de su M4 GTS hasta los 1.510 kg, lo que provoca que la relación entre peso y potencia esté en torno a los 3,0 kg/CV. Los asientos son de fibra de carbono, mientras que la consola central está hecha e materiales ligeros, así como los revestimientos de la parte exterior.

Además de haber prestado atención al peso, el BMW M4 GTS está provisto de muchos materiales de gran calidad. Por ejemplo, los asientos están forrados de piel merino y alcántara. El volante también está forrado de este último material

El capó se ha rediseñado para este modelo, mientras que el techo y el deflector delantero inferior están reforzados con fibra de carbono. En la parte posterior, el M4 GTS cuenta con un alerón regulable, hecho de materiales livianos. El escape “embrutece” al coche y lo convierte en un placer para los oídos amantes de la conducción en circuito y la conducción.

En cuanto a la iluminación, el BMW M4 GTS explota la tecnología OLED en los pilotos posteriores, siendo el primer coche de la marca en implantar esta tecnología. Los faros delanteros son dobles y cuentan con cuatro anillo luminosos. Estos cuentan con tecnología LED.

El BMW M4 GTS equipado con el kit Clubsport opcional tiene una configuración más orientada hacia la competición automovilística. Este kit incluye una barra antivuelco de color Acid Orange detrás de los asientos delanteros, arneses de seis puntos homologados para el uso en circuitos, así como un extintor.

Te puede interesar...

Mario Cortijo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com