*

BMW 3.0 CSL Hommage R 40 años de CSL20

BMW 3.0 CSL Hommage R 40 años de CSL

14 agosto, 2015 por

El BMW 3.0 CSL Hommage R tiene la difícil misión de rendir tributo a todo un icono: el BMW 3.0 CSL. Este modelo abrió definitivamente las puertas del éxito para BMW en EE.UU. gracias a sus victorias en el campeonato IMSA. No te pierdas las imágenes de este espectacular BMW.

BMW 3.0 CSL Hommage R 40 años de CSL20

El concurso de elegancia de Pebble Beach 2015 es el lugar escogido por BMW para presentar su último tributo a uno de sus modelos más emblemáticos. El BMW 3.0 CSL Hommage R es todo un alarde de diseño de vanguardia pero con las señas de identidad que hicieron inmortal al modelo original, el BMW 3.0 CSL, apodado en la época “el Batmóvil” por sus aditamentos aerodinámicos sobre las aletas delanteras, luneta trasera y capó trasero.

El BMW 3.0 CSL supuso el debut en la competición IMSA del departamento Motorsport de BMW en 1975. Pocas semanas después de su presentación, el primer CSL logró alzarse con la primera posición en las 12h de Sebring. Acababa de nacer un verdadero escaparate que abriría de manera definitiva las puertas del éxito comercial de BMW en EE.UU. gracias a sus victorias en el campeonato IMSA, entre ellas, Laguna Seca, a unos 25 km de Pebble Beach.

El primer año de BMW terminó con el BMW 3.0 CSL blanco decorado con los colores de BMW Motorsport ganando el campeonato de constructores en su primer intento, impresionante, tanto por su estética como por su superioridad.

Como tributo a este hito en su 40 aniversario, la marca bávara presenta el nuevo BMW 3.0 CSL Hommage R. “La competición automovilística se basa en la capacidad de los coches de impresionar, en el puro placer de conducir”, explica Adrian van Hooydonk, Vicepresidente Senior de BMW Group Design. “Y como tal, representa el latido del corazón de BMW. En 1975, igual que hoy, ganar carreras dependía de cómo hombre y máquina podían trabajar juntos. Las innovaciones técnicas han llevado la eficacia de esta combinación a niveles aún más altos. Y con el BMW 3.0 CSL Hommage R queremos demostrar cómo piloto y coche pueden armonizar aún más en el futuro”.

BMW 3.0 CSL Hommage R: su estética

BMW 3.0 CSL Hommage R 40 años de CSL20
El Hommage R tiene una estética impresionante.

El exterior del BMW 3.0 CSL Hommage R reinterpreta de forma magistral las líneas que hicieron famoso a su predecesor. Su proporciones similares, con un largo capó delantero y un puesto de conducción retrasado, su pilar C con el logo de BMW en su base, la forma de la luneta trasera… todo recuerda a los trazos magistrales del diseño original de Bertone de los años 70, pero con un toque futurista en el que también hay guiños a otro de los grandes coupés de BMW, el 850i.

Los aletines verticales del 3.0 CSL de 1975 varían de forma en el Hommage R, mucho más evolucionado y eficaz aerodinámicamente gracias a los modernos sistemas informáticos, pero mantienen el espíritu de los del modelo original, al igual que el spoiler sobre la tapa del maletero y la luneta trasera.

Los pasos de rueda ensanchados, las formas… incluso detalles como los adhesivos de “Bavarian Motor Works” en el parabrisas delantero y en el trasero o las piezas de fibra de carbono a la vista destacan el compromiso del modelo de 1975 con una construcción ligera y, siendo un material de última tecnología, lo acercan a la época moderna.

La distancia larga entre ejes y el techo alargado estilizan la silueta del Hommage y le dan un toque elegante que combina con su aire dominante y deportivo. La familiar línea a lo largo de los flancos del coche refuerza esa impresión. El exclusivo color exterior Brilliant White con ligeros toques metalizados le da brillo a las superficies y hace que los potentes contornos tengan un impacto escultural muy vivo. Los colores de las franjas de BMW Motorsport siguen el movimiento de las superficies del frontal, la trasera y los flancos, destacando aún más la imagen del coche. Las superficies en fibra de carbono oscura completan los flancos en la parte inferior y destacan el compromiso con el diseño ligero del BMW 3.0 CSL original. Las llantas de aleación ligera de 21 pulgadas en dorado mate con bandas interiores en negro le da un acabado especial.

BMW 3.0 CSL Hommage R 40 años de CSL20
Esta forma del pilar C es casi un calco de la del 3.0 CSL y del BMW 850i.

La delantera del BMW 3.0 CSL Hommage R, una de las más anchas y bajas de cualquier modelo de la familia BMW respira potencia atlética. El flujo de las superficies y los detalles gráficos del faldón delantero enmarcan las ruedas del coche y subrayan su amplitud e impresión de potencia. En el centro de la delantera hay una versión grande de la parrilla típica BMW (riñones), con referencias a la forma que se utilizaba entonces. El familiar rostro con cuatro ojos – en su interpretación hexagonal contemporánea – enfatiza la función deportiva de la trasera. Las luces laser y la tecnología de LED permiten gráficos finos y modernos, y los contornos estrechos de los faros le dan la imagen típica de los coches de la marca. Una “X” estilizada e iluminada en azul dentro de los faros separa las funciones de iluminación entre una y otra y, al mismo tiempo, recuerda los faros en X utilizados para las carreras de resistencia. El difusor delantero grande y negro hecho de fibra de carbono con detalles en los colores de BMW Motorsport completa la delantera y se funde con la carretera. Junto con la parrilla, crea una gran apertura estilística y da una imagen visual de la potencia y rendimiento del coche. Desde el lateral, el faldón delantero y la parrilla presentan una imagen moderna del diseño en forma de morro de tiburón que ya atrajo todas las miradas en 1975, haciendo que el coche sea fácilmente reconocible.

La trasera del BMW 3.0 CSL Hommage R es una declaración de intenciones para la competición. El gran spoiler trasero y el doble difusor de fibra de carbono están sacados del plano del coche de carreras con sofisticación aerodinámica. El faldón trasero, con un potente contorno, atrae las miradas a las ruedas del coche y así muestra la potencia del BMW 3.0 CSL Hommage R. Las franjas de BMW Motorsport reproducen este movimiento, reforzando su musculosa presencia. El diseño de las luces traseras lo distinguen especialmente, con una banda de LED a lo largo del spoiler para enlazar las dos luces y crear un borde con estilo para la parte trasera.

El BMW 3.0 CSL Hommage R también tiene una figura dinámicamente imponente al verse desde arriba. El capó crea una ‘V’ ancha desde la parrilla a los faros, recordando un elemento impresionante de los anteriores cupés BMW. El BMW 3.0 CSL Hommage R, por tanto, combina todos los puntos clásicos típicos de BMW con un diseño moderno y rico en emociones, añadiendo aún mayor lustre al gran logro de la ingeniería de hace 40 años.

BMW 3.0 CSL Hommage R: un interior del siglo XXI

BMW 3.0 CSL Hommage R 40 años de CSL20
La silueta del trazado de la victoria de 1975 se ilumina en el salpicadero de madera del 3.0 CSL Hommage R.

Con el objetivo de conseguir la mejor fusión posible entre piloto y coche, el piloto era el punto de partida lógico para el diseño del BMW 3.0 CSL Hommage R. Para una integración sin fisuras del piloto en el coche, los diseñadores han extrapolado el principio de que el piloto tiene que ser el centro más allá de la forma geométrica del interior. En el BMW 3.0 CSL Hommage R, la idea de centrar la atención en el piloto empieza en su entorno inmediato. Este nuevo enfoque ha llevado a los diseñadores primero al casco del piloto, al mono de carreras y al asiento, antes de pasar a las líneas y superficies del interior.

Esta forma de hacer las cosas cambia la naturaleza de las funciones interiores convencionales. Al acercarse el punto de interacción con el piloto, el visor del casco asume las funciones de pantalla y proyecta información como:

  • La velocidad del coche.
  • La marcha que está puesta.
  • Las revoluciones del motor.
  • La trazada ideal de la curva.
BMW 3.0 CSL Hommage R 40 años de CSL20
El visor virtual muestra la trazada correcta.

El BMW 3.0 CSL Hommage R aumenta así la percepción directa del piloto. La idea de la pantalla virtual Head-Up Display, que ya ha demostrado su eficacia en los modelos de serie de BMW al mostrar información sin distraer al piloto, se expresa de una forma totalmente nueva. “Ojos en la carretera, manos al volante” es la base de la idea, permitiendo al piloto concentrarse por completo en la conducción del coche.

Además de ayudarle a hacer su trabajo, el mono del piloto (un diseño clásico de Puma®) expresa de forma visual la conexión entre coche y piloto. Si las dos manos del piloto están en el volante, las costuras iluminadas integradas en las mangas del mono muestran el progreso de la información desde la columna de dirección en los brazos del piloto y hasta la pantalla del visor.

El diseño lateral del amplio asiento de fibra de carbono refleja la anatomía del piloto sentado, ofreciendo el máximo apoyo en cualquier situación de conducción. Al mismo tiempo, el asiento asegura que el cuerpo del piloto tiene la mejor conexión con el coche, dándole una sensación física del comportamiento del coche en cualquier situación y permitiéndole reaccionar más rápido y de forma más eficaz. El bastidor del asiento sigue una línea diagonal ascendente hacia atrás que se extiende por detrás de los asientos hasta el elemento estructural de fibra de carbono que aumenta la rigidez torsional del BMW 3.0 CSL Hommage R. Las superficies blancas del asiento con diseño ‘quilt’ se integran en el asiento, imitando el diseño del mono del piloto, mientras que las franjas de BMW Motorsport en el arnés de seguridad de seis puntos le añaden un toque extra de color.

En el área en torno al asiento del piloto, los diseñadores han desarrollado el diseño ligero del BMW 3.0 CSL Hommage R y le han dado una forma tangible a su carácter competitivo. Una jaula antivuelco integrada en la estructura del techo del coche y las secciones laterales forman la base de la geometría del interior, especialmente minimalista. Todos los elementos del interior están allí porque son absolutamente necesarios, cada componente se ha diseñado con un objetivo, una función vinculada directamente a la estructura de la máquina o con la función de conducción.

BMW 3.0 CSL Hommage R 40 años de CSL20
Ambos modelos juntos son espectaculares.

En un interior hecho casi completamente de fibra de carbono, la madera solamente se encuentra en el panel de instrumentos que, de hecho, es un elemento puramente estructural. Esta es una referencia a un elemento central del antiguo BMW 3.0 CSL, en el que incluso la versión de competición tenía una franja de madera que rodeaba el interior. Un detalle a destacar aquí es la información adicional iluminada en la madera. Recordando la victoria del BMW 3.0 CSL en Laguna Seca en mayo de 1975, el BMW 3.0 CSL Hommage R muestra el trazado del circuito y los puntos de frenada a través de la franja de madera del panel de instrumentos. Al utilizar la luz de esta forma, esta pantalla de información ultra sofisticada y muy discreta elimina la necesidad de una pantalla clásica y se mezcla perfectamente con la filosofía minimalista del diseño interior. Únicamente la pequeña pantalla de carga del eBoost interrumpe la superficie de madera. Las franjas de BMW Motorsport en el panel de instrumentos le dan un toque extra de color.

El compromiso de dejar el coche en lo esencial encuentra un énfasis especial en la columna de dirección. Como vínculo mecánico entre el piloto y el coche, alberga todos los elementos y controles operativos. La única función “por comodidad” son las dos entradas de aire a los lados de la columna de dirección, que le dan al piloto aire fresco a temperatura ambiente. Una pequeña pantalla en la columna de dirección le da al piloto información secundaria sobre tiempos de vuelta, tiempo total de carrera y posición actual del coche. Otros elementos de competición en el interior incluyen características de seguridad en rojo anodizado, como las boquillas de salida para la espuma antiincendios, el propio extintor y los dos interruptores en la consola central para apagado de emergencia y mecanismo extintor. La parte trasera solamente tiene espacio para dos cascos integrados en el túnel central, que se atan con una correa para mantenerlos en su sitio cuando no se utilizan. Debajo de las franjas longitudinales que sobresalen hacia atrás están las cubiertas de los acumuladores de energía eBoost. Cubiertas de aluminio trabajadas de forma meticulosa añaden un acabado de alta calidad a las uniones entre elementos estructurales individuales. En sus materiales y soluciones detalladas, el BMW 3.0 CSL Hommage muestra sofisticación técnica y sutileza en sus formas.

No te pierdas la galería de fotos del BMW 3.0 CSL Hommage R

Rubén Fidalgo

Rubén Fidalgo

Vinculado con el mundo del automóvil desde la infancia, ha trabajado como restaurador de coches clásicos, gerente de concesionario oficial, responsable de posventa en servicio multimarca y monitor en escuela de perfeccionamiento de técnicas de conducción. Lo sabe todo en esto del motor... y sigue aprendiendo cada día.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...