*

Audi A4 Avant 2.0 TFSI 225 CV Quattro: la prueba55

Audi A4 Avant 2.0 TFSI 225 CV Quattro: la prueba

7 noviembre, 2014 por

El Audi A4 Avant ofrece un mayor sentido práctico que la berlina de cuatro puertas. Sin embargo, este tipo de carrocería no termina de convencer a los conductores españoles. Analizamos sus virtudes y defectos en esta prueba.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

8

8

9

7

6

7

Destacable

  • Cambio S Tronic.
  • Aplomo en carretera.
  • Puesto de conducción.

Mejorable

  • Plaza central trasera.
  • Equipamiento opcional caro.

El Audi A4 es un viejo conocido. De hecho, lo es tanto que poco hay que contar que no sepamos ya. Pero no ocurre lo mismo si hablamos de su versión familiar, denominada Avant. Resulta extraño que las ventas de esta carrocería sean mucho menores que las de la variante de 4 puertas, cuando lo que ofrece es un mayor sentido práctico, lo que en principio demanda el comprador de este tipo de coche.

La excusa del tamaño es poco útil aquí, ya que, aunque no lo creas, ambas variantes miden, milímetro arriba milímetro abajo, exactamente lo mismo. Incluso me atrevería a decir que el atractivo del A4 Avant juega claramente a su favor, puesto que supera al de la berlina, aunque esto ya es una apreciación bastante personal.

Dicen que las comparaciones son odiosas, así que limitémonos a hablar de nuestro protagonista. El comportamiento de nuestra unidad de pruebas, con tracción a las cuatro ruedas, el rendimiento de su motor TFSI de 225 CV y la calidad general del modelo merecen todo tipo de halagos.

Pero el A4 Avant también tiene un par de puntos débiles. El primero, que no se trata de uno de los familiares mejor concebidos para viajar en las plazas traseras y el segundo, que cuenta con lagunas de equipamiento propias, por otra parte, de su veteranía.

55
El techo solar es opcional.

A la hora de valorar la imagen del Audi A4 hay que tener claro que este modelo alemán juega con desventaja frente a sus principales rivales. Su salida al mercado se produjo en 2007 (se esperan noticias de su sucesor el próximo año), lo que supone que sus líneas no son las más vanguardistas y modernas. Ello, unido a que se trata de un automóvil muy vendido, hace que estemos más que acostumbrados a su presencia en nuestras carreteras.

Aun así, el restyling sufrido en 2012 le permitió ganar en atractivo y elegancia para continuar siendo una de las berlinas premium más deseadas. Especialmente significativo fue el cambio en los grupos ópticos, con unas nuevas luces LED diurnas que recuerdan a un ceño fruncido y que lo hacen reconocible a distancia.

Hay que admitir que el aspecto del A4 Avant que probamos se transforma por completo cuando equipa el paquete exterior S line (2.025 euros). Las modificaciones en los paragolpes delantero y trasero, la parrilla, los faldones laterales y otros detalles aumentan considerablemente el atractivo de este coche.

Si a estos ingredientes sumamos las bonitas llantas de diez radios y 18 pulgadas y la doble salida de escape de nuestra unidad, el resultado es un cóctel muy apetecible. Tanto, que nuestro veterano protagonista hace girar cabezas a su paso.

Autor: Autocasión

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Te puede interesar...