El sistema Grip Control es la estrella del Peugeot 2008

Peugeot 2008, un 208 a lo grande: ya a la venta

21 May 2013   |  Por

La marca gala presenta el Peugeot 2008, un crossover compacto que comparte plataforma con el exitoso 208. Gracias a su sistema Grip Control se convierte, además, en la opción del segmento más recomendable si pensamos utilizarlo en condiciones “off-road”. Ya está a la venta en España y su precio parte de 14.900 euros. Vamos a verlo.

¿Te ha gustado?

3 comentarios
4.0
3/5 Votar (2)

Peugeot 2008, disponible desde 14.900 euros

Ya nos hemos puesto al volante del nuevo Peugeot 2008, el SUV compacto de la firma del león que deriva de la misma plataforma que el Peugeot 208. Su apariencia le delata, y es que en un primer vistazo parece un “hermano” del compacto francés que ha pasado por el gimnasio. De hecho, comparte con él dos tercios de las piezas utilizadas para su fabricación.

El nuevo Peugeot 2008 está disponible desde 14.900 euros.

El nuevo Peugeot 2008 está disponible desde 14.900 euros.

Sin embargo, más allá de este razonable parecido encontramos un vehículo cuyas intenciones y su público objetivo se desmarcan lo suficiente del 208. En su manufactura se han seguido, según Peugeot, cinco premisas: funcionalidad, calidad, polivalencia, emoción y modernidad urbana.

Así, Peugeot lanza el nuevo 2008 al mercado con el objetivo de conquistar tres tipos de clientes bien diferenciados. El primero de ellos es aquel que busca un segundo coche para la familia. El 2008 es un vehículo que, sin ser nada aparatoso, puede cumplir a la perfección con cualquier cometido: no es ni tan grande como para descartarlo en el uso diario urbano, ni tan pequeño como para no utilizarlo en un viaje largo. En segundo lugar, se prevé que clientes que vengan de un segmento superior puedan optar por el Peugeot 2008 como nuevo vehículo. Sin embargo, el grupo de compradores potenciales más claro para la marca francesa es aquel que proviene del segmento B: conductores a los que su vehículo compacto se les ha quedado pequeño.

La vida a bordo del Peugeot 2008

Una vez hemos echado el primer vistazo al Peugeot 2008, nos metemos en su interior. Éste recuerda más si cabe al Peugeot 208, si bien el puesto de conducción se encuentra ligeramente más elevado. Tenemos el mismo volante de reducidas dimensiones que en su hermano pequeño; de nuevo es elogiable que la marca francesa haya optado por este diseño, que favorece todo tipo de maniobras y aporta un plus de comodidad a la hora de conducir.

El interior del Peugeot 2008 es muy similar al del 208.

El interior del Peugeot 2008 es muy similar al del 208.

Sin embargo, peca del mismo “pero” que en el 208. Su posición, en función de las características del conductor y su postura a la hora de ponerse al volante, entorpece la visión del cuadro de mandos. No obstante, comentándolo con otros compañeros de diferente talla, encuentro que no todos han sufrido este problema. No es por tanto, un fallo de diseño, como se ha comentado desde que llegó el Peugeot 208, pero sí es una característica que, en según qué circunstancias, aparece.

El puesto de conducción más elevado provoca, a su vez, que la palanca de cambios esté en una posición algo más alejada (en profundidad) de nosotros. A un servidor eso le provocó ciertos problemas a la hora de engranar las marchas pares -segunda, cuarta…-, ya que el propio asiento impedía un movimiento natural de mi brazo derecho, teniendo que forzar la muñeca para poder meter las relaciones correctamente.

Peugeot ha apostado por un novedoso y ergonómico diseño para el freno de mano del 2008.

Peugeot ha apostado por un novedoso y ergonómico diseño para el freno de mano del 2008.

Salvo estos “contras”, la vida dentro del Peugeot 2008 es muy cómoda y agradable. Una consola central minimalista y presidida por una pantalla táctil de fácil manejo (que incluye, entre otras cosas, navegador y un paquete de útiles aplicaciones que funcionan por 3G, el cual no añade un sobrecoste aunque lo utilicemos en el extranjero) nos permiten manejar todos los parámetros del vehículo. El cargador de CD y MP3 se encuentra en la guantera, si bien ésta tiene unas dimensiones bastante generosas, por lo que la presencia de este elemento en dicha zona no es molesta.

Mención especial merece también el maletero, que cuenta con una capacidad de 360 litros, ampliables a 1.194 si se abaten los asientos traseros (los cuales “se vienen abajo” en una proporción 60/40). No obstante, el verdadero punto fuerte es la altura de la boca de carga, que con 60 centímetros es la menor del segmento -según Peugeot-, y que facilita enormemente la introducción del equipaje o lo que queramos transportar.

Comportamiento dinámico del Peugeot 2008: el Grip Control es la estrella

Antes de meternos de lleno con el Grip Control, un sistema patentado de Peugeot que hace difícil creer que conducimos un tracción delantera en las situaciones más complicadas, vamos a comentar cómo se comporta el Peugeot 2008 en el día a día. La conclusión es clara. De no ser por una posición de conducción algo más elevada de lo normal, pensaríamos que estamos al volante de un Peugeot 208. Es ágil, pecando levemente de algo más de inercia cuando se afrontan carreteras reviradas, como es lógico, por otra parte. Pero no esperemos balanceos por culpa de los extras de peso y altura que tiene respecto a su hermano pequeño. En definitiva, Peugeot ha conseguido lo que se proponía, que no es otra cosa que ofrecer las características de un SUV con, casi, el comportamiento en carretera de un compacto.

El Peugeot 2008 se defiende con sobresaliente tanto en la ciudad como en la carretera.

El Peugeot 2008 se defiende con sobresaliente tanto en la ciudad como en la carretera.

Pero, ¿qué hay si nos vamos al campo con el Peugeot 2008? Es aquí donde entra en juego el sistema Grip Control, que no es otra cosa que un sistema que trabaja para optimizar el agarre en condiciones de mínima adherencia. Cuenta con cinco modos, que se pueden seleccionar en cualquier momento, para adaptarse a las necesidades del terreno.

El primero de ellos es el Standard, que es el que viene seleccionado por defecto y que se utiliza a la hora de conducir normalmente. El segundo de ellos es el modo Nieve, donde el Grip Control actúa sobre las ruedas motrices optimizando el derrapaje de las mismas para lograr que el 2008 avance donde otros 4×2 no podrían hacerlo. El tercer modo es el Todocamino, el indicado para situaciones en las que el barro sea el protagonista. Permite un mayor derrapaje que el modo nieve, de tal forma que el neumático pueda “clavarse” sobre el terreno en busca de adherencia. En cuarto lugar tenemos el modo Arena, que, a diferencia de los dos anteriores, envía siempre el mismo par a las dos ruedas motrices, ya que se supone que el firme será más regular en estos casos. Y por último, aparece la desconexión total del ESP, que funciona, como el resto de los modos, hasta 50 km/h.

El Peugeot 2008 está disponible en tres acabados diferentes. Access, Active y Allure.

El Peugeot 2008 está disponible en tres acabados diferentes. Access, Active y Allure.

Con el Grip Control hablamos de un sistema que permite al Peugeot 2008 afrontar situaciones totalmente impensables para un vehículo de tracción delantera. Solamente presenta dos pegas. La primera es que su funcionamiento óptimo únicamente se garantiza si va acompañado de unos neumáticos “4 seasons”, que no llegan a ser neumáticos de invierno, pero que ofrecen un agarre mucho mayor que uno convencional. Lo bueno es que no han de ser cambiados durante el verano, pese a que su duración es del 85% respecto a una goma clásica. El segundo “pero”, y el más importante, es que el Grip Control solamente viene con el acabado Allure, el más completo y caro del 2008. Para los que deseen adquirir los acabados Access o Active, ni siquiera aparece la opción de incorporar el sistema.

Además del Grip Control, Peugeot incorpora al 2008 el sistema Park Assist, un dispositivo de asistencia de aparcamiento similar al que ya conocemos de otros modelos, que tiene como particularidad que necesita 30 centímetros de espacio tanto en la parte delantera como trasera para funcionar de forma correcta.

El Grip Control del Peugeot 2008, en vídeo


Peugeot 2008: gasolina vs. diésel

Dos son los motores de la gama del Peugeot 2008 que pudimos probar durante su presentación: el diésel de 1,6 litros y 115 CV, y el gasolina de la misma cilindrada y 120 CV de potencia. La conclusión que podemos sacar es que con ninguno de ellos te equivocas… Aunque, como creo que “mojarse” es deber de quien prueba el coche mojarse, lo voy a hacer: personalmente, me compraría el diésel, aunque simplemente por una serie de pequeños matices.

El Peugeot 2008 será uno de los competidores más duros dentro del segmento de los SUVs compactos.

El Peugeot 2008 será uno de los competidores más duros dentro del segmento de los SUVs compactos.

La primera diferencia entre ambas mecánicas es, obviamente, el consumo. En condiciones reales de conducción, el propulsor diésel tuvo un gasto de 6,5 litros de combustible a los 100 kilómetros, mientras que el de gasolina eleva esta cifra hasta los 7,3 litros. No se trata de una diferencia sustancial, como puedes ver. Otro de los detalles que diferencian las dos mecánicas probadas es la caja de cambios a la que se asocian. Mientras que el motor de gasolina cuenta con una transmisión manual de cinco velocidades, el diésel ofrece una de seis. Para gustos, los colores, pero considero que ofrecer una caja de cambios de tan sólo cinco marchas es un poco anacrónico en los tiempos que corren. Y por último, me decantaría por el diésel por la mayor fuerza de arrastre que presenta a bajas revoluciones, lo que puede suponer una importante ayuda a la hora de utilizar el Peugeot 2008 por caminos difíciles.

Por lo demás, como decía, se trata de dos buenos motores. Ambos presentan una buena recuperación en todo el rango de revoluciones, una aceleración más que suficiente y una capacidad para rodar a velocidad constante por autopista de forma cómoda que no admite ninguna pega.

Además de estos dos propulsores probados, Peugeot ofrece desde el lanzamiento del 2008 otras dos opciones, una diésel y otra de gasolina. La primera de ellas es la 1.6 e-HDi de 92 CV, mientras que la segunda es la 1.2 VTi de 82 CV. Más adelante se añadirán a la gama dos versiones más del motor de tres cilindros 1.2 e-THP de Peugeot, con 110 y 130 CV, respectivamente.

Precios del Peugeot 2008 en España

  • 2008 ACCESS 1.2 VTI 82 CV: 14.900 euros
  • 2008 ACTIVE 1.2 VTI 82 CV: 16.500 euros
  • 2008 ACTIVE 1.6 e-HDI 92 CV: 18.400 euros
  • 2008 ACTIVE 1.6 e-HDI 92 CV CMP: 18.900 euros
  • 2008 ALLURE 1.6 VTI 120 CV: 19.800 euros
  • 2008 ALLURE 1.6 e-HDI 92 CV: 20.500 euros
  • 2008 ALLURE 1.6 e-HDI 115 CV: 21.200 euros

Conclusión

Con el Peugeot 2008 estamos ante la que probablemente es una de las mejores opciones en lo que a SUVs compactos se refiere. Rivales como el Nissan Juke, el Renault Captur o el Opel Mokka van a tener que “sudar tinta” para enfrentarse al nuevo retoño de la marca del león. Sin embargo, éste tiene un “contra” importante, y es que si queremos disfrutar en plenitud de lo que supone tener un Peugeot 2008, debemos ir directamente a comprar el alto de gama, con lo que los 14.900 euros del precio de salida quedan lejos. Aunque como siempre, ¡el cliente decide!

¿Te ha gustado?

3 comentarios
4.0
3/5 Votar (2)

Tu opinión cuenta

Haz un comentario
3 comentarios
¡Gracias por votar (3/5)!
(2 votos)
Luis 8 may 2013·14:41

Buenas. No veo el vídeo del Grip Control dentro del articulo. Gracias!!

José Luis Castillejo 8 may 2013·15:13

Solucionado Luis. Gracias a ti!

graciela 30 sep 2013·00:40

quisiera saber cuando estaría a la venta el 2008 en argentina buenos aires ,gracias .

 







© 2000-2014 Autocasion.com - Todos los derechos reservados.