Catalizador en mal estado

14 Nov 2007

En ocasiones, el conductor o propietario de un vehículo no es consciente de los problemas que puede acarrear un escape o un catalizador en mal estado.

¿Te ha gustado?

1 comentario
0.0
Votar (0)

En ocasiones, el conductor o propietario de un vehículo no es consciente de los problemas que puede acarrear un escape o un catalizador en mal estado.

En ocasiones, el conductor o propietario de un vehículo no es consciente de los problemas que puede acarrear un escape o un catalizador en mal estado. Bosal, uno de los fabricantes líderes de estos elementos a nivel mundial, conocedor de este hecho, ha querido plasmar estos posibles inconvenientes con el fin de prevenirlos o identificarlos.

Desde el punto de vista de la seguridad de los ocupantes del vehículo, un escape suelto puede caer, provocando un efecto de palanca que catapultaría el coche hacia arriba. Se incrementa el riesgo de accidente en más de un 15%, pues una rotura en una brida, en un soporte, en las gomas de las que cuelga, provocaría la pérdida de partes del mismo en carretera, con el consiguiente peligro grave también para otros vehículos que circulen detrás.

En caso de tener el escape en mal estado, este puede ocasionar daños en el vehículo. Tubos partidos, juntas desplazadas o catalizadores embozados, pueden aumentar la  temperatura en la línea de escape, llegando a alcanzar los 900 ºC. Esto puede provocar  incendios en el paragolpes, en la fibra o en la pintura anti-corrosión que recubre los bajos del vehículo.

El conductor notará igualmente una falta de potencia si el interior de un silencioso deteriorado tapona la salida de los gases de escape, o ruidos molestos provocados por vibraciones debido a los soportes dañados (gomas, tornillos, muelles, abrazaderas…). A todas estas molestias, hay que añadir otras como el rechazo en la ITV (un 5% de los rechazos son producidos por escapes en mal estado) y multas por exceso de ruido.

Asimismo, al circular con un catalizador en malas condiciones, el conductor se enfrenta a posibles peligros de incendio. Las roturas de tubos en la bajada del colector y antes del cuerpo del catalizador suelen provocar salidas de llamas, llegando a incendiar cualquier elemento inflamable bajo el vehículo como hierba, bolsas de plástico, fibra del propio coche, etc…

Desde el punto de vista del medioambiente, un catalizador en mal estado propicia la contaminación al no depurar los gases tóxicos, pudiendo provocar asfixias e intoxicaciones en lugares cerrados como garajes o talleres.

¿Te ha gustado?

1 comentario
0.0
Votar (0)

Tu opinión cuenta

Haz un comentario
1 comentario
Valorar esta noticia:
(0 votos)
abdol 27 nov 2014·23:19

catalizador mal

 







Infoempleo.comTrabajo y formación

Pisos.comVenta de pisos

AbcNoticias

TusAnuncios.comClasificados

Mujerhoy.comActualidad y tendencias

Finanzas.comHipotecas y préstamos

© 2000-2014 Autocasion.com - Todos los derechos reservados.