BMW G650 GS

15 Mar 2011   |  Por David García de Navarrete

La moto que es, posiblemente, la más incombustible de la historia moderna fue presentada hace pocas semanas, y ya la hemos probado para comprobar su eficacia.

¿Te ha gustado?

0 comentarios
0.0
Votar (0)

Hay modelos que consiguen esa mágica combinación entre longevidad y eterna efectividad, al alcance de muy pocos. Uno de ellos es, sin duda, la reina de las trail monocilíndricas medias, que lleva dominando el segmento con mano de hierro desde su aparición a principios de los 90 y con su última evolución -a cuya presentación asistimos hace pocas semanas- parece que, aún, le queda cuerda para rato. Como habrás descubierto, estamos hablando de la incombustible BMW G650 GS.

La ergonomía es marca de la casa. Es decir, que te sientes como si estuvieras en tu moto de toda la vida desde el instante en que te montas sobre ella. No en vano, ha supuesto durante lustros la puerta de entrada de nuevos usuarios al universo BMW y ahora se ha reforzado esa faceta desarrollando varios asientos y kits generales -es decir, también rebajando la amortiguación- para lograr alturas de 750, 780 y 820 mm.

Comportamiento y prestaciones

El motor, uno de los grandes protagonistas históricos de este modelo, ha variado muy poco y sigue siendo el mismo monocilíndrico fiable, potente y económico, de 652 cc. Con una potencia de 48 CV a 6.500 rpm y par motor máximo de 60 Nm a 5.000 rpm. Se ha trabajado en la inyección y ligeros cambios para lograr que la entrega sea aún más suave, progresiva y contundente, y desde luego se ha conseguido. A pesar de la contenida potencia máxima, siempre consigues una excelente respuesta al puño. Su velocidad máxima rondará los 170 km/h, mientras ha logrado contener los consumos rondando los 4 litros en uso general, lo que consigue una autonomía realmente espectacular y un ahorro más que considerable si la usas como moto diaria.

El mayor cambio estético ha venido del frontal, que ahora incorpora una óptica asimétrica doble, también marca de la casa característica de la gran 1200 GS, y que estéticamente puede resultar más o menos acertada, pero, desde luego, logra su fin que es iluminar en todo momento.

BMW ha conseguido renovar a una de las motos más accesibles y polivalentes de la historia del motociclismo moderno sin perder un ápice de su carácter y espíritu, y además consiguiendo un precio final -6.850 euros- que la convierte, desde ya mismo, en un éxito de ventas.

¿Te ha gustado?

0 comentarios
0.0
Votar (0)

Tu opinión cuenta

Haz un comentario
0 comentarios
Valorar esta noticia:
(0 votos)

Aún no se ha publicado ningún comentario.
 







Infoempleo.comTrabajo y formación

Pisos.comVenta de pisos

Grada360Noticias de fútbol

TusAnuncios.comClasificados

Mujerhoy.comActualidad y tendencias

Finanzas.comHipotecas y préstamos

© 2000-2014 Autocasion.com - Todos los derechos reservados.